La de este año, va a ser una Navidad muy especial para la reina Letizia (51 años). Este es el primer curso en el que tanto la princesa Leonor (18 años) como la infanta Sofía (16 años) viven fuera de Zarzuela. La princesa de Asturias se encuentra en Zaragoza atendiendo a su formación militar, mientras que su hermana pequeña está en Gales estudiando Bachillerato en el UWC Atlantic College. Así que en estas fiestas, Letizia va a tener la oportunidad de vivir este doble reencuentro que tanto espera. Una Navidad en la que, si sigue la tradición de los últimos años, su agenda estará libre y podrá disfrutar de la tranquilidad familiar. Una calma que en sus primeras fiestas como parte de la familia real no tuvo.

El hecho de apostar por su relación con el por entonces príncipe Felipe (55 años), trajo muchísimos cambios para Letizia. Dejó su trabajo de periodista para prepararse para ser reina y pasaba a formar parte de la familia real y, por tanto, de sus tradiciones. No solo las relacionadas con la agenda pública. Su llegada a la vida del futuro rey, implicó que empezara a vivir momentos familiares con la familia real, entre ellos la Navidad. Pero esas primeras fiestas en Zarzuela, no fueron como ella esperaba. Tal y como cuenta Pilar Eyre en el blog que tiene en la revista Lecturas, doña Letizia tuvo que hacer frente a varios feos.

El primer regalo de la reina Sofía a Letizia por Navidad

La experta en Casa Real se ha remontado a esa Navidad de hace más de 20 años para revelar uno de los regalos que recibió la reina Letizia por parte de su familia política. La periodista ha recordado una de las tradiciones que por aquel entonces llevaba a cabo la reina Sofía (85 años) para preparar los regalos de Navidad con los que obsequiar a su familia. “La reina era capaz de llegar la primera a los almacenes Harrods y salir la última, y así varios días. Cuando descubrió la tienda Body Shop de productos cosméticos naturales, encargaba cestas enteras de lociones, cremas, jabones y colonias para poner en el árbol de navidad gigantesco que se colocaba en el vestíbulo de Zarzuela”.

Unos regalos que después descubrían las personas a las que iban destinados y que, de vez en cuando, les dejaban en shock. Eso es lo que, según cuenta Eyre, le pasó a la reina Letizia con el detalle que su nueva suegra tuvo en su primera Navidad juntas. Nuestra bloguera cuenta que “eran regalos sencillos que algunas veces sumían al obsequiado en la más profunda estupefacción, como Letizia, el primer año, cuando recibió un pijama de franela muy feo, de vieja, y no supo qué decir”. Un feo en forma de regalo al que hay que sumar otros que tuvieron lugar a través de gestos y conversaciones.

Artículo recomendado

Existe la doble de la princesa Leonor: pertenece a una Casa Real y son clavadas como dos gotas de agua

Leonor

La ausencia del rey Juan Carlos que sorprendió a la reina Letizia

Pilar Eyre recuerda en el blog que tiene en la revista Lecturas el momento en el que el rey Juan Carlos (85 años) habría decidido abandonar una de las cenas familiares, algo que al principio dejaba atónita a la reina Letizia. “Juan Carlos empezó a considerarse más allá del bien y del mal y decidió abandonar la cena familiar para visitar a su amante y a su hijo en su casa de la Angorilla, como ella ha contado y también hemos visto en fotos. A Letizia, en los primeros tiempos, este comportamiento la asombraba, sobre todo porque nadie hacía ningún comentario”, ha relatado la experta en Casa Real sobre una situación que a Letizia le habría costado gestionar.

Una de las cuestiones que más sorprendieron a la por entonces princesa de su nueva familia, fue que no hablaban las cosas. “Mientras ella estaba acostumbrada a discutirlo todo, a veces incluso a gritos, los Borbones llevaban sus penas en silencio”, asegura la experta. Pilar Eyre ha recordado una conversación entre Felipe y Letizia en la que el monarca le habría dicho que él no preguntaba a su padre por estas cuestiones. “Cuando al fin se decidió a preguntar a su marido por las amiguitas del padre, al parecer éste le dijo: “Yo de eso no sé nada, nunca lo hemos hablado”, ha sido la charla a la que se ha remontado Eyre.

Artículo recomendado

Pilar Eyre desvela lo que esconden las explosivas declaraciones de Jaime del Burgo sobre Letizia

Letizia

El comentario de la infanta Pilar que desconcertó a la reina Letizia

Y hay un tercer gesto con el que la reina Letizia vio empañados sus recuerdos de las primeras fiestas junto a Felipe. Fue un comentario que hizo Pilar de Borbón, la hermana del rey Juan Carlos. Nuestra bloguera ha recordado que Letizia "también se sintió humillada cuando la antipática tía Pilar le preguntó si iban a ir al Valle y cuando Letizia dijo que no sabía esquiar, soltó una carcajada incrédula y burlona".

Desde entonces, todo ha cambiado. Ahora es Letizia la que ostenta el título de reina y la que se encarga de organizar la Navidad en Zarzuela. Unas fiestas en las que en la actualidad, lo más importante para ella es tener a sus hijas cerca. 

Misterios e incógnitas de la Navidad real

La familia real ha ido adelagazando cada vez más. "Cayeron Cristina, Iñaki y sus cuatro hijos, por solidaridad también dejaron de ir Elena y sus hijos, las hermanas del Rey se dedicaron a sus propias familias y la expresión de disgusto y la tristeza de Sofía eran tan evidentes que al final la Casa Real dejó de informar de cómo había transcurrido la Nochebuena", escribe Eyre. Los dos años de pandemia, los reyes Felipe y Letizia los pasaron en solitario. "Y en 2022 al parecer solo estuvieron Letizia, Felipe y sus dos hijas, pero tampoco tenemos constancia de que haya sido así exactamente, no sabemos si la familia de Letizia ha sustituido a la de Felipe en esta noche tan especial, dada la discreción de los padres y hermana de la reina".