Desde que su hija Letizia contrajese matrimonio con don Felipe, Paloma Rocasolano siempre se ha colocado en un segundo plano. Su trato afable con la prensa y su interminable sonrisa acompañado del silencio le han perseguido a lo largo de estos 15 años.

Mientras su hija permanece en paradero desconocido, Paloma se ha decantado por España, en concreto por la ciudad de Cuenca, para disfrutar de unos días de vacaciones con amigos. Ha sido el propio alcalde de la ciudad quien ha hecho oficial la visita con un breve comunicado en redes sociales al que ha adjuntado una instantánea con la madre de la Reina: "Hoy ha visitado Cuenca Doña Paloma Rocasolano, madre de la Reina Letizia, a la que he tenido ocasión darle la bienvenida junto al concejal José Ignacio Albentosa".

Artículo relacionado

Esa misma imagen realizada dentro de la catedral también se ha publicado en la web de la ciudad como si de una visita institucional se tratase: "El alcalde Dario Dolz ha dado la bienvenida a Paloma Rocasolano, madre de la Reina Letizia, en su visita a Cuenca con amigos, entre ellos el concejal José Ignacio Albentosa, en la que han recorrido la Catedral y el Museo de Arte Abstracto Español".

Dolz ha deseado una feliz estancia a la suegra del Rey Felipe VI y le ha hecho entrega de una obra del ceramista Rubén Navarro en recuerdo de esta visita.

El comunicado sentencia: "A pesar de su habitual discreción, la visita de la madre de la Reina no ha pasado desapercibida para los conquenses que se han encontrado con ella por las calles de Cuenca".