La notable diferencia entre la reina Sofía y Claire Liebaert en su papel de abuelas de Pablo Urdangarin

Pese a la importancia que la reina Sofía le da a su papel de abuela, hay un gesto que no ha tenido con Pablo Urdangarin durante los últimos años que sí han tenido el rey Juan Carlos y Claire Liebaert

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Reina Sofía

La reina Sofía.

GTRES

Doña Sofía (84 años) siempre ha querido resaltar uno de los roles más especiales para ella: el de abuela. Desde que nació Froilán y experimentó esa sensación por primera vez, siempre ha intentado dar una imagen de unión familiar en la que ella ejerce este papel al que intenta dar protagonismo. Pero hay veces que no lo ha conseguido porque se ha visto empañado por varias polémicas familiares.

Entre los ejemplos que más destacan de esos momentos en los que la reina Sofía ha visto afectado su papel como abuela, están el rifirrafe que protagonizó en Palma con la reina Letizia con tal de acercarse a sus nietas Leonor y Sofía, o el instante en el que sus nietos, los hijos de las infantas Elena y Cristina, viajaron junto a ellas a Abu Dabi la Semana Santa del año pasado para visitar al rey Juan Carlos mientras doña Sofía se quedó en España en unas vacaciones marcadas por las ausencias familiares en Mallorca. Y en especial con uno de sus nietos, esto se refleja a la perfección porque hay un gesto que podría tener con Pablo Urdangarin (22 años) que no está teniendo últimamente.

Artículo recomendado

La diferencia entre la reina Sofía y Claire Liebaert con Pablo Urdangarin

Pablo Urdangarin es jugador de balonmano. El hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin juega en el Barcelona y son varios los partidos que tiene a lo largo del año en diferentes lugares de España. Encuentros en los que en alguna ocasión ha contado con espectadores de excepción. Su padre y su madre, ahora por separado, acuden a verle jugar siempre que tienen oportunidad. Incluso el rey Juan Carlos, en la visita que hizo el año pasado a España, se trasladó para ver a su nieto disputar un partido. Pero si hay una fan número uno de Pablo esa es su abuela paterna Claire Liebaert. Siempre que puede, la madre de Iñaki acude a ver a su nieto jugar y le aplaude desde la grada entusiasmada y orgullosa. Incluso se ha mostrado muy cariñosa con su nieto en público. Pero, ¿por qué la reina Sofía no lo hace?

Claire Liebaert e Iñaki Urdangarin

Claire Liebaert e Iñaki Urdangarin.

Europa Press

Las veces en las que la reina Sofía iba a ver jugar a su nieto Pablo Urdangarin

En el pasado, la reina Sofía sí que ha ido a ver alguna vez a su nieto Pablo Urdangarin jugar a balonmano. Que haya testimonio gráfico, fue en 2019 la última vez en la que acudió a disfrutar de un partido del hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Lo hizo viajando a Hannover junto al rey Juan Carlos, a sus hijas Elena y Cristina, y también junto a Claire Liebaert. Los cinco disfrutaron de este encuentro en un momento en el que todavía el rey emérito no se había trasladado a Abu Dabi después de las polémicas que le han rodeado. Que doña Sofía no haya vuelto, es un gesto que extraña teniendo en cuenta que a ella le gusta ejercer de abuela y que no resulta complicado ir a ver un partido de Pablo.

Las razones por las que la reina Sofía podría no ir a los partidos de Pablo Urdangarin

Sobre las razones por las que no lo hace, esto es algo que se desconoce. Pero el abanico de posibilidades es amplio. Bien podría ser por no causar revuelo mediático y quitar protagonismo a su nieto. Otra opción sería la de no arriesgarse a coincidir con Iñaki Urdangarin. O también cabe la posibilidad de que como ella todavía ejerce un rol activo en la familia real, los reyes Felipe y Letizia prefieran que no acuda a estos actos y más si están relacionados de alguna forma con Iñaki Urdangarin.

El funeral de Constantino de Grecia en el que Pablo Urdangarin apoyó a la reina Sofía

Pese a que no acude a los partidos de balonmano de Pablo Urdangarin, entre abuela y nieto sí que existiría buena relación. La última imagen que hay de ellos juntos es de comienzos de este año, en el funeral de Constantino de Grecia. Los hijos de las infantas Elena y Cristina viajaron hasta Grecia para estar junto a la reina Sofía en un momento tan complicado como la muerte de su hermano. Dejaron entonces una estampa familiar que hacía muchísimo que no se veía y en la que, aunque tuviera que ser por la noticia más triste, doña Sofía tuvo la oportunidad de visibilizar su rol de abuela como hacía años no podía.

Loading...