Día muy triste para la casa real. Menchu Álvarez del Valle, abuela de la reina Letizia, ha muerto a los 93 años de edad por causas y en un lugar que por el momento se desconocen, aunque algunos medios asturianos apuntan a que habría sido en su propia casa, en Sardau, una pequeña aldea de Ribadesella. Una durísima noticia que ha dejado destrozada a la mujer de Felipe VI, quien estaba muy unida a su abuela, y ha tenido que vivir este momento sin la presencia de su marido, que se encuentra de viaje oficial en Perú.

Artículo relacionado

En estos duros momentos, la familia se centra en darle el último adiós, que tendrá lugar el próximo miércoles 28 de julio en la más absoluta intimidad. Menchu será enterrada en el cementerio de El Carmen, en la localidad de Ribadesella, a la que pertenece la aldea en la que vivía. Un lugar en el que ya descansan su marido, José Luis Ortiz, y de su hija, Cristina Ortiz. En su funeral, además, no habrá flores por su expreso deseo.

La abuela de la reina Letizia, Menchu, era una de las personas más cercanas al núcleo duro de la familia real y también, de las más discretas. A sus 93 años, la veterana periodista vivía muy tranquila en un pueblo asturiano, en donde a pesar de su edad, continuaba muy activada. Hasta allí se desplazaba a menudo su nieta para visitarla.

Siempre alejada de las polémicas, Menchu Álvarez intentó mantenerse al margen de la casa real, aunque es verdad que de vez en cuando decidía romper su silencio para hablar no solo de la reina Letizia, sino también de sus biznietas Leonor y Sofía. Es más, hace apenas unos meses desveló lo orgullosa que estaba de la mujer de Felipe VI: “No hay nada mejor que ser abuelina”.

menchu abuela letizia 2

Por ello, su fallecimiento adelantado por Semana ha sido un auténtico varapalo no solo para doña Letizia, sino también para sus hijas, de quienes estaba muy pendiente. Es más, una de las primeras visitas que Menchu recibió en su vivienda tras el confinamiento fue el de la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Menchu Álvarez del Valle nació en Santander en el año 1928, pero vivió en Oviedo desde su juventud. Con una larga carrera como periodista radiofónica, unos pasos que después seguirían tanto su hijo como la Reina, la abuela de doña Letizia vivió sus momentos más complicados cuando se conoció que su nieta mantenía una relación con el príncipe de Asturias.

Artículo relacionado

“Aquella fue una avalancha de gente, de curiosidad, de fotógrafos. Además, ocurrió en el último año de la vida de mi marido”, recordó Menchu, que comparó el momento con una romería: “Se llegó a decir que un helicóptero pasaba una vez al mes sobre mi casa para tirarme el dinero que mandaba mi nieta. Tuvimos que poner una valla porque se metían hasta la ventana de la cocina".