Si hay una prioridad en la vida de Meghan Markle esa es la de cuidar de su hijo Archie Harrison. Una de las razones por las que los duques de Sussex tomaron la decisión del ‘Megxit’ fue que su pequeño viviera alejado del protocolo real y poder dedicarle más tiempo del que disponían cuando tenían una agenda repleta de eventos durante el tiempo que trabajaron para Isabel II. Pero pese a que ahora están casi todo el tiempo con su primogénito en la casa en la que viven en Los Ángeles, hay veces que tienen que dejarlo al cuidado de alguien, ya sea por motivos laborales o personales. Y para ellos la persona que se queda al cuidado de los pequeños tiene que ser alguien de confianza.

Artículo relacionado

Ahora Meghan está de lo más feliz porque ha dado con la persona perfecta para llevar a cabo esta función. La nueva niñera de Archie es… ¡Su abuela Doria Ragland! La madre de Meghan vive en el mismo lugar de Estados Unidos que los duques de Sussex y su hija se está apoyando en ella a más no poder. De hecho, según medios estadounidenses, Doria se encuentra pasando una temporada en la mansión en la que Harry y la exactriz están viviendo su primera etapa en la ciudad mientras encuentran una vivienda para comprar que se ajuste a sus necesidades.

Meghan, Harry, Doria

Además de la prioridad que supone Archie para ellos, otro de los motivos por los que Meghan quería irse de Reino Unido era poder estar cerca de sus familiares y amigos. En especial de su madre Doria, con quien mantiene una estrecha relación. Cada vez que Meghan necesitó que Doria viajara hasta Londres en sus momentos más complicados, ella no lo dudó y estuvo al lado de su hija. Ahora las dos pueden disfrutar de su compañía y además Doria puede ejercer de feliz abuela, algo que a Meghan le da plena confianza cuando piensa en los cuidados de su hijo.