Tras unas semanas en las que paralizó su agenda por el fallecimiento de Isabel II, Meghan Markle ha dado un paso al frente en estos últimos días. La duquesa de Sussex no solo ha concedido una completa entrevista a la revista ‘Variety’ en la que habla largo y tendido sobre cómo era su relación con la soberana, sino que también ha hablado sobre el futuro que quiere para su hija Lilibet Diana.

Artículo recomendado

Meghan Markle tiene el vestido de invitada más especial de Carolina Herrera

Meghan Markle

Aunque apenas tiene un año, Meghan Markle ya sueña con cómo será Lilibet en el futuro. De hecho, la duquesa de Sussex aprovechó el último capítulo de su podcast de Spotify Archetypes, en el que entrevistó a Paris Hilton, para hablar sobre lo que espera de su hija cuando sea mayor. En concreto, ambas hablaron sobre el estereotipo de ‘tonta’ y de rubia tonta.

“Me gustaría saber tu opinión sobre esta idea, porque cuando escucho la palabra ‘bimbo’ (chica atractiva pero sin inteligencia), tengo una connotación muy negativa. No lo veo como una aspiración para las mujeres”, afirmó Meghan Markle antes de dejar claro qué es lo que le gustaría que fuera su hija Lilibet en el futuro: “Sí, quiero que mi Lili quiera ser educada, que quiera ser inteligente y que se enorgullezca de esas cosas”.

Meghan, Harry, Archie y Lilibet

Meghan Markle y el príncipe Harry, junto a sus hijos Archie y Lilibet

Instagram/ Alexi Lubomirski

Su pasado en 'Deal or no Deal'

Sin embargo, esta no es la única referencia que Meghan Markle hizo a su vida personal durante el podcast. La duquesa de Sussex también recordó cómo fue su trabajo como azafata en el programa ‘Deal or no Deal’ en el año 2006. En él, la exactriz tenía la misión de abrir el maletín que pedían los concursantes, por lo que todo se basaba en su físico. De hecho, la mujer del príncipe Harry aseguró que, antes de las grabaciones, las mujeres hacían fila para ponerse pestañas o extensiones y que cada semanas les daban cupones de bronceados, porque “había una idea muy sencilla de cómo teníamos que lucir exactamente. Se trataba únicamente de la belleza y no necesariamente del cerebro”.

Artículo recomendado

Meghan Markle se pronuncia por primera vez sobre cómo vivió la muerte de Isabel II y le dedica unas palabras

Meghan Markle

Por ello, Meghan Markle decidió dejar el trabajo: “Estaba agradecida por el trabajo, pero no por cómo me hacía sentir. Y, por cierto, estaba rodeada de mujeres inteligentes en ese escenario conmigo, pero ese no era el enfoque de por qué estábamos allí. Terminaría yéndome con este agujero en el estómago, sabiendo que era mucho más de lo que se objetivaba en el escenario. No me gustaba que me obligaran a ser todo apariencia y poca sustancia, y así es como me sentí en ese momento: ser reducida a este arquetipo específico”.

Una sincera entrevista en la que Meghan Markle también confesó que tenía “un juicio sobre Paris” y lamentó “haberla juzgado” cuando “no la conocía”: “Y como le aseguré, no estaba buscando un momento para ‘atraparla’, sino que estaba buscando un momento de ‘te entiendo’. Como en el verdadero tú. Y creo que lo hicimos”.