Guillermo y Máxima de Holanda contin��an su agenda oficial de la temporada, y su nueva parada ha sido la India, país al que han viajado con motivo de una Visita de Estado en la que invertirán cinco días.

Artículo relacionado

Para el desplazamiento, la monarca ha vuelto a lucir uno de sus looks más llamativos y acertados, su traje rojo firmado por Claes Iversen, una elección que ha combinado con una camisa del mismo tono.

Después de aterrizar y ser homenajeados en el mismo aeropuerto Indira Ghandhi International, los reyes se han desplazado hasta Rashttrapati Bhavan, en Delhi, para la ceremonia de bienvenida.

Allí se han encontrado con primer ministro Narendra Modi y su mujer, en un acto para el cual la reina ha apostado por una de sus firmas de cabecera, Natan. Una primera cita oficial en la que la Reina ha querido ir sobre seguro.

El diseño, confeccionado con encaje color azul ceniza de formas florales, está realizado sobre fondo nude. El toque moderno lo aporta gracias a un escote que simula llevar superpuesto un chal y aporta volumen al conjunto. Para completar la elección, la reina ha apostado por un favorecedor tocado a juego con su vestido que simula la forma de un sombrero tipo casquete y unos stilettos también en nude.

Tanto Máxima como Guillermo se han mostrado muy cercanos y felices durante la primera jornada de este viaje a la India. Aún les quedan por delante cuatro días más de visitas y actos en los que los monarcas holandeses tienen como objetivo mantener las buenas relaciones con el país asiático.