"Tenemos un nuevo miembro de la familia: #Fetoucha. Siempre es una experiencia maravillosa cuando conoces a un ser desconocido hasta ahora, con el que te relacionas tan fácilmente. De quien te enamoras instantáneamente, solo por su encanto y gracia". Con estas palabras la princesa Marta Luisa de Noruega presentaba en sus redes sociales a un nuevo miembro de la familia.

Artículo relacionado

Se trata, nada más y nada menos que de una yegua con la que la hija de los reyes Harald y Sonia ha sentido una "profunda conexión de corazón a corazón que está ahí desde el principio". En sus palabras es posible observar una ilusión que, sin lugar a dudas, se convertirá en el mejor remedio para mejorar los bajos ánimos que ella misma confesaba hace unos días a través de su cuenta de Instagram.

Junto a la imagen del hermoso animal, la hija de Haakon de Noruega proseguía en sus palabras. "Debido a que es con los animales como con las personas, necesitas esa conexión más profunda para que funcione. Estamos muy emocionados por el futuro. Bienvenido a la familia Fetoucha, ¡ya te amamos!".

Un mensaje en el que es posible intuir la felicidad y emoción de una princesa que lleva meses sumida en una profunda tristeza, primero tras la repentina muerte de Ari Behn, quien fue su marido durante más de diez años, así como padre de sus tres hijas; segundo, por el distanciamiento que está viviendo de Durek Verret, su actual pareja, a quien no ve desde el confinamiento por motivos de seguridad sanitaria. A pesar de que el año pasado sí lo hicieron, este verano no han podido pasar ni un solo día de vacaciones juntos.