El rey Carlos III y Camilla Parker Bowles se enamoraron en los 70. Su relación parecía imposible y ambos terminaron cogiendo caminos por separado, se casaron -ella con Andrew Parker Bowles y él con Lady Di- y fueron padres. No obstante, sus caminos volvieron a unirse (si es que alguna vez se separaron realmente), no sin polémica de por medio, y consiguieron darse el 'sí quiero' en 2005. Ahora, solo unos meses más tarde de convertirse en reyes de Reino Unido, han recibido la peor de las noticias y es que el monarca ha sido diagnosticado de "un tipo de cáncer", tal y como ha informado el Palacio de Buckingham. Camilla se ha visto al frente de la Casa Real británica, junto al príncipe Guillermo, y además es el mayor apoyo de su marido. La psicóloga experta en parejas y autora del famoso libro 'Adicta a un gilipollas', Lara Ferreiro, ha analizado para Lecturas.com la relación de Carlos y Camilla y ha destapado el verdadero motivo por el que 50 años después continuan juntos. 

"Carlos está completamente enganchado a Camilla, vive obsesionado por ella y no paró hasta que se casó. Camilla ha sido el gran amor de su vida, él que no está acostumbrado a que le rechacen vive enganchado a ella", ha empezado contándonos la psicóloga.

"Carlos y Camilla tienen mucho en común y un lado muy sexual"

"Carlos y Camilla tienen mucho en común, por ejemplo les encantan los caballos, el polo... Pero hay mucho más. Carlos ha sido muy indeciso salvo con Camilla y no ha parado hasta que la ha conseguido. Son 50 años de amor, la base de ellos es la amistad. Con Lady Di no tenían nada en común. Si te fijas en las imágenes de Carlos y Camilla siempre se están riendo, ambos tienen un humor muy británico, tienen su propios códigos. Y además, a pesar de los años, mantienen un lado muy sexual y apasionado pero también otro muy emocional y divertido. Camilla sabe manejar la compleja personalidad de Carlos, porque ella pasa de todo", añade Lara Ferreiro.

carlos y camilla 10 aniversario

En los 70, el por entonces príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles eran un amor imposible, muy apasionado eso sí. Carlos rompió su matrimonio enfrentándose a su país, ya que Lady Di era una figura muy querida, a sus hijos, a su propia madre... Su imagen se vio muy afectada por apostar por este amor. Lara Ferreiro tiene muy claro por qué el ahora rey ha hecho tantísimos esfuerzos por esta relación: "Cuando Carlos se enteró de que Camilla se había casado con Andrew se le rompió el corazón absolutamente y dicen que él nunca se recuperó de ese dolor, porque estaba profundamente enamorado. Camilla era muy divertida, de una familia que se movía en el círculo de la realeza, tenían cosas en común… Camilla le animó a hacer su vida, a casarse con otra mujer. Lo paradójico es que Tom, hijo de Camilla, es el ahijado de Carlos de Inglaterra".

"Camilla fue la madastra del cuento, la que para muchos detrozó a Lady Di, aunque el compromiso lo tenía Carlos con Diana. Carlos tuvo una infancia muy solitaria, con padres muy ocupados y eso le ha hecho ser una persona maniática, es tímido aunque lo intenta y se irrita con facilidad. Carlos tiene poco carisma pero con Camilla se transforma y se ríe, saca su mejor versión. Carlos se ha empeñado en Camilla desde que se conocieron porque con ella es cercano, amable y ella es capaz de manejar esa personalidad tan peculiar", explica la terapeuta de parejas.

carlos y camilla aniversario

"La que maneja los tiempos es Camilla"

Según nos ha explicado en exclusiva Lara Ferreiro la base de la relación de Carlos y Camilla es la amistad y la sensualidad. "Solo hay que ver sus imágenes, eso no lo han perdido, tienen un código sexual, seguro que con encuentros muy pasionales... Camilla es una mujer que relativiza mucho los problemas, pasa de todo, tiene humor, es muy complementaria a Carlos y por eso llevan 50 años juntos y se han recompuesto a todo. La que maneja los tiempos es Camilla, desde el principio. Estos van a llegar hasta el final, ella tiene una salud de hierro tanto física como psicológica, es el gran apoyo de él y él de ella. Carlos y Camilla contra viento y marea. Ha sido la gran apuesta del hijo de Isabel II, y ella no hace grandes esfuerzos en el amor porque sabe muy bien gestionar la personalidad compleja de Carlos... La bruja villana del cuento que ahora es la reina de Inglaterra, aunque siempre viva bajo la alargada sombra de Lady Di".