La familia real británica ha vivido hoy un día que pasará a la historia. Isabel II, el príncipe Carlos, el príncipe Guillermo y el príncipe Harry se han reunido en Sandringham, donde han mantenido una conferencia con Meghan Markle, para abordar qué va a pasar con los duques de Sussex después de su decisión de retirarse de la vida pública. Pese a la importancia del momento, hay algunos miembros de la familia que no han estado presentes en este encuentro. Una de esas personas ha sido Kate Middleton.

Artículo relacionado

La duquesa de Cambridge se ha quedado en Londres y en medio de tanta polémica ha intentado dar muestra de completa normalidad. Kate Middleton ha hecho aparición cerca de Kensington Palace. La mujer del príncipe Guillermo ha acudido a recoger a sus hijos al colegio conduciendo su propio coche, demostrando que pese a la salida de Harry y Meghan de la corona británica, la vida continúa y nada tiene por qué cambiar en el día a día de los duques de Cambridge. Por eso en este día tan importante para los Windsor, ella ha decidido mantener su rutina y volcarse en su papel de madre.

Felipe de Edimburgo

Y no ha sido la única gran ausente de la reunión. Felipe de Edimburgo tampoco ha estado en la residencia de Norfolk mientras Isabel II, su hijo y sus nietos mantenían el encuentro. El duque de Edimburgo sí que estaba allí antes de que empezara el encuentro, pero nada más comenzar la reunión se le ha visto en un coche abandonando el lugar. Una vez más ha demostrado que está en la sombra y que aunque su opinión siempre es muy importante para los miembros de su familia, él prefiere no estar en los momentos clave, donde deja todo el protagonismo y las decisiones en manos de su mujer.