Quedan pocas semanas para que el príncipe Jigme Namgyel Wangchuck de Bután se convierta en hermano mayor, por lo que hoy será su último cumpleaños como hijo único. Fruto del matrimonio del monarca, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck y su esposa, Jetsun Pema Wangchuck, el pequeño celebra hoy su cuarto cumpleaños convertido en la estrella del que se considera el país más feliz del mundo.

Artículo relacionado

El coronado como "Príncipe Dragón", nació el 5 de febrero de 2016 en el Palacio de Lingkana. Tras 10 años de reinado de su padre y cinco de matrimonio con Ashi Jetsun Pema, el pequeño reino himalayo recibió al heredero, cuyo nombre no fue descifrado en el momento de su nacimiento. En su honor fueron plantados 108.000 árboles por parte de muchos voluntarios provenientes de todos los rincones del país.

Jigme de Bután
Instagram His Majesty King Jigme Khesar

Su nombre se dio a conocer el 16 de abril de 2016, en la fiesta de Zhabdrung Kuchoe (conmemoración del fallecimiento del Shabdrung Ngawang Namgyal). El pasado mes de diciembre, el reino de Bután anunciaba la buena nueva: el pequeño tendría un hermano, que se espera que venga al mundo la próxima primavera.

Así, el matrimonio de los monarcas continúa floreciendo. Su historia se remonta al momento en el que el actual monarca, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck, vio por primera vez a su esposa, Jetsun Pema Wangchuck -por entonces una niña de siete años-, el que era heredero se prometió a sí mismo casarse con ella. Pasaron 14 años hasta que volvieron a verse: el príncipe Wangchuck tuvo que esperar a completar sus estudios de Política y Relaciones Internacionales antes de salir en busca de su amada. Jetsun Pema, hija de un piloto comercial, ya tenía 21 años y era estudiante en el Regents College de Londres. Ese mismo año contrajeron matrimonio en su país de origen.

Reyes de Bután
kingjigmekhesar

Acostumbrados a estándares de vida occidentales, la modernización que la pareja ha traído al país se hizo patente desde el día de su boda, cuando rompieron las tradiciones locales al tomar la iniciativa de besarse en público. El príncipe Wangchuck también anunció que por amor a su esposa abandonaría la poligamia, una costumbre habitual en el país. De hecho, él es hijo de la más pequeña de cuatro hermanas, todas ellas casadas con su padre, el rey Jigme Singye Wangchuck, a quien sucedió en el trono en 2006.