Las invitadas que eclipsaron a la reina Letizia hace 20 años en su boda con el rey Felipe (y no solo por sus looks)

Con permiso de la reina Letizia, hubo varias invitadas que se llevaron parte del protagonismo el día de su boda con don Felipe. Algunas por su elegancia, otras por sus looks estridentes, otras por protagonizar anécdotas... Repasamos quiénes fueron

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Invitadas boda Letizia
Gtres

Este miércoles 22 de mayo se cumplen 20 años de la boda de los reyes Felipe y Letizia. En esa jornada de lluvia, Madrid se blindó por completo para acoger un evento al que asistieron invitados de diferentes países y ámbitos. Fueron más de mil personas las que acudieron a la Catedral de la Almudena para presenciar la ceremonia y las que después se trasladaron al Palacio Real para disfrutar del banquete con el que los por entonces príncipes festejaron el importante paso que dieron en su relación.

Ellos fueron los absolutos protagonistas, pero con su permiso, hubo invitadas que llegaron a eclipsar por unos instantes a la propia novia. Tanto por sus looks como por algunas anécdotas, hubo asistentes al enlace que acapararon titulares que se siguen recordando dos décadas después. A continuación, repasamos quiénes fueron las invitadas que robaron cierto protagonismo a Letizia.

Artículo recomendado

Rania de Jordania, la invitada mejor vestida de la boda de Felipe y Letizia

Rania de Jordania
Gtres

Si hablamos de looks, resulta inevitable pensar en Rania de Jordania. Se convirtió en la mejor vestida de la boda de los reyes Felipe y Letizia gracias a un look con el que incluso rompió el protocolo. La Reina lució espectacular gracias a cómo combinó una camisa blanca con una falda larga malva con encajes en blanco. Un conjunto de Givenchy que despertó críticas por dar protagonismo al color blanco y por ser largo cuando se trataba de una boda de día. Pero ni esto impidió que Rania se llevara todos los halagos posibles.

Marta Luisa de Noruega, la invitada con más críticas de la boda de Felipe y Letizia

Marta Luisa de Noruega
Gtres

Del lado contrario, Marta Luisa de Noruega. Con su look también llegó a eclipsar a la mismísima Letizia, pero en su caso por resultar demasiado estridente. La hija de los reyes Harald y Sonia de Noruega quiso hacer un guiño a la bandera española a través de un vestido amarillo con estampado en rojo que combinó con un tocado y zapatos de los mismos colores. Sin embargo, el guiño destacó por resultar demasiado exagerado para un evento tan elegante como este.

El look llamativo de Ágatha Ruiz de la Prada

Ágatha Ruiz de la Prada
Gtres

Muy llamativo fue también el look de Ágatha Ruiz de la Prada. La diseñadora fue fiel a su propio estilo y se puso una creación propia con la que no pasó desapercibida. Todo lo contrario. En color rojo, con un corazón estampado y medias rojas y amarillas, consiguió eso de entrar en las listas de las invitadas que más llamaron la atención del enlace real.

Artículo recomendado

La comentada aparición en solitario de Carolina de Mónaco

Carolina de Mónaco
Gtres

Volviendo a las más elegantes, también destacó Carolina de Mónaco. Pero más allá de por su look azul de Chanel, si por algo se convirtió en protagonista la hermana del príncipe Alberto fue porque cuando se esperaba que llegara a la boda junto a su marido Ernesto de Hannover, apareció sola. Su por entonces pareja no pudo acudir al enlace por encontrarse indispuesto tras una noche que habría sido de lo más movida. Algo que hizo que la princesa acaparara titulares de lo más incómodos y que esta anécdota se convirtiera en una de las más comentadas de la boda.

La elegancia de Telma Ortiz en la boda de su hermana Letizia

Telma Ortiz y Paloma Rocasolano
Gtres

Al remontarse a la boda de la reina Letizia, resulta inevitable pensar en su familia. Entre las invitadas que más miradas acapararon estuvo Telma Ortiz. Aunque siempre se ha mantenido discreta, sabía que en esa jornada iba a despertar mucha curiosidad a nivel internacional. Lo hizo con mucha elegancia gracias al dos piezas de top y falda en color rosa palo creado por Felipe Varela que remató con una espectacular pamela a juego.

Mención especial merece también Paloma Rocasolano. La madre de la gran protagonista de la jornada se llevó muy buenas críticas gracias a un look también de Felipe Varela, compuesto por un vestido midi y abrigo en color coral.

Artículo recomendado

La lectura de Menchu Álvarez del Valle, abuela de la reina Letizia

Menchu Álvarez del Valle
Gtres

De la familia de la reina Letizia, también hay que destacar a su abuela Menchu Álvarez del Valle. Doña Letizia tenía especial complicidad con ella y estaban muy unidas por su pasión por la comunicación. Menchu se convirtió en protagonista durante unos minutos al leer dentro de la Catedral de la Almudena una de las lecturas de la ceremonia. Un gesto con el que dejó patente su amor por su nieta, porque no era nada fácil ponerse ante las miradas de tantos invitados, algunos de ellos de mucha relevancia internacional.

Las infantas Elena y Cristina, acompañadas por Jaime de Marichalar e Iñaki Urdangarin

Infanta Cristina
Gtres

Aunque no sea tanto por eclipsar a los Reyes en el día de su boda, ahora resulta curioso recordar la presencia de las infantas Elena y Cristina allí. El motivo, que acudieron con sus por entonces maridos Jaime de Marichalar e Iñaki Urdangarin.

Infanta Elena
Gtres

La primera con un look de inspiración Goyesca con mantilla incluida y la segunda con un look con vestido y original abrigo, se mostraron encantadas con este enlace que hoy vivirían de una forma muy diferente.

La reina Sofía, una madrina muy elegante en un segundo plano

Rey Juan Carlos
Gtres

Para terminar el repaso por las invitadas que llegaron a eclipsar a la reina Letizia el día de su boda, hay que mencionar a la reina Sofía. Ella ocupó un lugar muy especial puesto que le tocó ejercer de madrina del por entonces futuro Rey. El vestido que eligió para la ocasión, creado por Margarita Núñez, fue muy alabado porque consiguió lucir impecable pero sin estar por encima de la novia. También fue muy comentado el hecho de que rematara su look con la tradicional mantilla en color negro.

Ya desde su sitio dentro de la iglesia, fue de lo más discreta pero sin poder esconder las miradas de emoción y admiración por el momento que estaba viviendo su hijo. Un instante en el que nada hacía presagiar todo lo que estaba por venir durante los siguientes 20 años, cuando resulta difícil pensar en verla en un evento del brazo del rey Juan Carlos.

Loading...