Lo que prometía ser el evento real del año se ha convertido en el centro de toda la polémica después de que la familia real británica se viera envuelta en un sinfín de escándalos protagonizados por los duques de Sussex y el propio príncipe Andrés, padre de la novia.

Artículo relacionado

Las informaciones sobre el enlace se van conociendo a cuentagotas. Por ahora es oficial que la ceremonia se celebrará el próximo 29 de mayo en la capilla de Saint James con una recepción previa en el palacio de Buckingham. Pero a solo dos meses del gran día todavía quedan algunos detalles por resolver...¿quiénes serán los padrinos?¿asistirán Harry y Meghan?¿qué papel ocuparán los hijos de los duques de Cambridge?

Beatriz York

Tal y como ha desvelado el diario británico Daily Mail y si dicha información finalmente es veraz, el padrino será un niño de tres años. "Puedo confirmar que Wolfie será el padrino", afirma un portavoz de la pareja a dicha publicación. Este pequeño no es otro que el hijo de Edoardo Mapelli Mozzi.

Al parecer, la única acción del pequeño sería hacer entrega de los anillos a su padre en el momento pertinente. Aunque este sería el deseo de la pareja, será la reina Isabel II quien debería dar el visto bueno. De aceptarlo, Christofer, nombre real del niño, se convertiría en la persona más joven de toda la historia de la Casa Real británica en haber ocupado un papel de relevancia en una boda real.

Por si esto fuera poco, se espera que la madre de Wolfie, la arquitecta estadounidense Dara Huang, también asista a la boda en la que por el momento es una incógnita si asistirán o no los actuales duques de Sussex, quienes ya han iniciado una vida lejos del foco mediático en Canadá.