Las continuas apariciones públicas de la princesa Leonor y la infanta Sofía a lo largo de este verano nos ha permitido observar como cada una empieza a mostrar su personalidad a través de sus estilismos. Mientras que la primogénita de los Reyes suele apostar por looks más maduros, la pequeña de los Borbón Ortiz tiene la oportunidad de sacar a relucir su faceta más desenfadada, como cualquier joven de su edad.

Artículo recomendado

La princesa Leonor, protagonista absoluta, cuenta los días para poner fin a su verano más intenso y maduro

La princesa Leonor, protagonista absoluta, cuenta los días para poner fin a su verano más intenso y maduro

A sus 15 años, la infanta Sofía se resiste a perforar sus orejas a diferencia de Leonor que luce pendientes desde los seis años. Pero no es el único detalle que la separa de su hermana mayor y su madre. Este verano nos hemos percatado que la joven se ha atrevido con una de las manicuras de la temporada: en color azul. Algo impensable para la Reina a quien nunca hemos visto con las uñas pintadas.

Fue durante ​su salida familiar al Teatro Canal el pasado mes de junio cuando Sofía marcó distancia (estilísticamente hablando) con su madre y su hermana al lucir una manicura en color azul pastel, un tono que aporta frescura y se ha convertido en uno de los favoritos del verano.

Sofía y Leonor

Sofía sorprende con la manicura de color azul

GTRES

Artículo recomendado

Cena, compras en el mercadillo y gestos de complicidad: así ha sido la 'noche de chicas' de Letizia, sus hijas y la reina Sofía

Cena, compras en el mercadillo y gestos de complicidad: así ha sido la 'noche de chicas' de Letizia, sus hijas y la reina Sofía

Es llamativo que a pesar de seguir las últimas tendencias en moda y convertirse en un auténtico icono de estilo mundial desde que aterrizara en la familia real española, doña Letizia deje al margen la apariencia de sus manos. El motivo no es otro que el protocolo, de ahí que la heredera al trono siga esta norma no escrita, al menos de manera pública. Tal y como dictaminan las instrucciones de la Casa Real, no pueden lucir colores intensos en sus uñas y parece que doña Letizia y Leonor se lo han tomado al pie de la letra ya que siempre presentan unas manos muy naturales.