La infanta Elena está haciendo frente a un verano muy ajetreado. Lejos de Palma de Mallorca, donde no se ha dejado ver públicamente y tampoco hay constancia de que lo haya visitado en privado, la hermana mayor del rey Felipe VI aprovechó primero sus días de descanso para visitar a su padre en Abu Dabi y, una vez de vuelva, para unirse a las vacaciones de su hermana, la infanta Cristina, en Bidart.

Artículo relacionado

Como cada año, la infanta Elena ha decidido unirse a su hermana en la costa francesa, tal y como ha publicado El diario vasco. Según la información que ha recogido el mencionado medio de comunicación, la duquesa de Lugo fue fotografiada este pasado miércoles 12 de agosto en una de las playas de Bidart junto a la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin y algunas de las hermanas y sobrinos del exduque de Palma, en un grupo que sumaba al menos ocho personas.

Elena Cristina

Las infantas Elena y Cristina podrían haberse puesto la vacuna del coronavirus

GTRES

Con bermudas de color beige y camisa blanca abotonada, la infanta Elena bajó a la playa con su hermana Cristina y este numeroso grupo de personas. Al llegar, se colocaron cerca del agua para tomar el sol y disfrutar de una jornada en la costa. En las imágenes, se puede ver cómo ambas hermanas, en bikini y muy relajadas, charlan animadamente cerca de Iñaki Urdangarin y otros miembros de la familia del exduque de Palma.

La infanta Elena ha decidido sumarse así a unas vacaciones de lo más especiales para la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, ya que se tratan de las primeras del exduque de Palma en tres años tras su paso por la cárcel de Brieva. Unos días en los que la pareja se ha mostrado igual de unida que nunca e ilusionada por volver a la normalidad y poder pasar tiempo en familia junto a tres de sus cuatro hijos, ya que por el momento Juan no se ha dejado ver en el lugar.

Artículo relacionado

A ellos se ha unido ahora la infanta Elena, tras visitar al rey Juan Carlos en Abu Dabi. Además, la hermana mayor de Felipe VI podría poner también rumbo a Palma de Mallorca tras el fin de las vacaciones oficiales de los Reyes, con quien evita encontrarse siempre que puede.