¡Sorpresa! Después de disfrutar de unos días de vacaciones en familia en las playas de Bidart con Iñaki Urdangarin y el resto de su familia, la infanta Cristina cogía un avión destino Chicago acompañada por tres de sus hijos para asistir a la boda de Iñaki y Nuala Flood, sobrinos de Iñaki Urdangarin, tal y como ha contado 'Vanitatis'. Sin duda, una presencia que ha pillado a todos por sorpresa pero que pone de manifiesto la magnífica relación que Cristina mantiene con la familia de su exmarido a pesar de su separación.

Artículo recomendado

'Cristina de Borbón, rota de amor', el especial sorpresa de Telecinco sobre el ruptura de la infanta y Urdangarin

'Cristina de Borbón, rota de amor', el especial sorpresa de Telecinco sobre el ruptura de la infanta y Urdangarin

Quien no ha podido viajar ha sido Iñaki Urdangarin. El exmarido de la infanta Cristina no ha conseguido el permiso obligatorio para viajar a Estados Unidos a consecuencia de su complicada situación judicial. Un duro varapalo para él, ya que era la primera vez en años que tenía la oportunidad de reunirse con toda su familia teniendo en cuenta que su hermana Cristina lleva décadas viviendo en Chicago.

El pasado 12 de agosto era Nuala quien daba el 'sí, quiero' y este fin de semana era el turno de su hermano Iñaki. Además de pasárselo en grande y disfrutar de lo lindo de la felicidad de los novios, la infanta Cristina y sus hijos Juan, Miguel e Irene han aprovechado el viaje para gozar de unos días de vacaciones en los que han tenido la oportunidad de hacer turismo por la ciudad y visitar Los Grandes Lagos.

Tal y como ha publicado 'Vanitatis', la infanta Cristina se decantaba por un sencillo y elegante vestido de manga corta en color azul que completaba con zapatos planos mientras que sus hijos coincidían con traje, camisa azul y sin corbata. Irene, a sus 17 años, optó por un diseño en color beige. Todos a juego.