Iñaki Urdangarin ingresó en la prisión de Brieva (Ávila) en junio del 2018 para cumplir su condena de cinco años y diez meses por el Caso Nóos. Una cárcel femenina en la que el marido de la infanta Cristina está cumpliendo con su pena en aislamiento por petición propia, pero su presencia, claro está, no pasa para nadie desapercibida, sobre todo para las reclusas de la cárcel.

Artículo relacionado

La periodista Pilar Eyre ha contado en su blog de Lecturas como para ninguna de las presas de la cárcel en la que está encerrado Urdangarin pasan desapercibidos los vis a vis que el cuñado de Felipe VI mantiene con su esposa. "Cristina, f... bien, que si no lo haremos nosotras, ¡qué estamos muy cachondas y él está muy bueno!" o "¡Déjalo a gusto, exprímele, que si no aquí estamos nosotras para f..., que pasamos mucha hambre!" son algunas de las frases que la hija de don Juan Carlos y doña Sofía tiene que escuchar en sus visitas a la cárcel, tal y como ha revelado Eyre en su blog.

Pero no solo eso, las presas de Brieva han ido poniendo al exduque una serie de motes que, gracias a las palabras de la periodista, ahora son conocidos por todos. Así, Iñaki Urdangarin es conocido en la cárcel como el "pibón de Brieva", el "chorbo de Cristina", "tiarrón del norte" o "chuletón vasco".

Iñaki Urdangarin ya ha cumplido una cuarta parte de su condena y en unos días podrá disfrutar de su primera salida de prisión. Así, el marido de la infanta Cristina podría pasar la Navidad junto a su mujer y sus cuatro hijos después de que hoy, 18 de diciembre, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid haya autorizado el permiso.