Federico y Mary de Dinamarca: El beso que vale una corona, por Pilar Eyre

Las imágenes del entonces príncipe pasando una noche en Madrid fueron el detonante para que abdicara la reina Margarita. Mary y Federico, en su proclamación, se esforzaron por transmitir que eran una pareja unida y que ha superado una crisis

Pilar Eryre - Avatar
Pilar Eyre

Periodista y escritora

banner mary

Más que una entronización parecía una boda. Federico, con uniforme de príncipe Disney, y Mary, de blanco virginal, como unos novios, salieron al balcón del Palacio de Christiansborg, sede del Parlamento danés, cogidos de la mano, propinándose arrumacos y caricias sin cesar, mirándose a los ojos entre sonrisas arrobadas, no faltó un beso en los labios que inició él, y al final levantaron las manos unidas a la manera de los jugadores que ganan un partido. El partido de su matrimonio, el partido de su coronación. 

Fue una escenificación perfecta para servir en bandeja el mensaje que su madre y sus súbditos esperaban con ansia: somos una pareja unida, hemos superado nuestra crisis, vamos a seguir juntos, lo pasado pasó, ¡seguimos! Los aplausos del gentío que llenaba la plaza fueron atronadores.

portada mary

Los motivos de Margarita

Creo que nadie dejó de acordarse en esos momentos solemnes de la portada de la revista Lecturas. Como ha señalado la prensa internacional esas fotos, en las que aparecía Federico junto a la socialité Genoveva Casanova en Madrid, fueron el detonan-te para que la reina Margarita tomara la misma semana de la publicación la inesperada decisión de abdicar en su hijo…

Lee al completo la crónica de Pilar Eyre en el nuevo número de la revista Lecturas. Y, además, Isa Pantoja nos abre las puertas del hogar que comparte con su marido, Asraf, y su hijo. La hija de Isabel Pantoja nos habla de la pena que la atraviesa cuando ve que su madre no hace absolutamente nada por estar en contacto ni con ella ni con su nieto. 

Ya en tu kiosco en en Amazon. 

 

Loading...