La semana pasada tenía lugar en el Palacio del rey Mohamed VI Marruecos un robo millonario por el que ordenó detener a 25 trabajadores, según informaban este domingo varios medios locales.

Artículo relacionado

En el suceso, que ponía en el punto de mira a varios empleados de la Corte Real, fueron sustraídas varias joyas del mandatario, entre las que se encontraban varios relojes de lujo. En concreto fueron 36 piezas pertenecientes a Mohamed VI, de 56 años. El pasad viernes se conocía la acusación a una mujer -cuya identidad no ha trascendido- que trabajaba en Palacio en la ciudad de Marrakech.

La sentencia, que se publicaba la semana pasada tras un juicio de seis horas, también condena a otras 14 personas -entre ellos la pareja de la empleada, comerciantes de oro, joyeros e intermediarios- a entre 4 y 15 años de prisión por su implicación en este delito, según informa The Times.

Mohamed VI
Gtres

Al parecer, el grupo organizado ha robado millones de dólares en joyas y relojes del monarca marroquí. El proceso ha interrogado a 25 personas -todos los sospechosos iniciales-, con el objetivo de esclarecer un caso en el que la Casa Real no ha actuado como parte demandante ni como testigo.

Tal y como se informa en los medios, la condenada obtenía los relojes para extraer sus piedras preciosas y fundir el oro, para más tarde venderlos a diferentes comerciantes de Fez, Casablanca y Rabat. Por el momento, desde Palacio no se han pronunciado sobre el veredicto del caso, tal y como viene siendo habitual, el hermetismo de la institución marroquí también es patente en asuntos como este, que conciernen muy de cerca la vida privada del monarca y su patrimonio.