El pasado 6 de abril se cumplían 15 años sin Rainiero de Mónaco, una fecha muy emotiva para sus tres hijos: los príncipes Carolina, Alberto y Estefanía. Casado con la actriz Grace Kelly, fallecida en un accidente de tráfico el 14 de septiembre de 1982, el soberano decía adiós a sus 81 años.

Artículo relacionado

Con motivo del aniversario de su fallecimiento, su hija menor ha querido rendirle homenaje en una reciente entrevista en la que ha querido recordar los mejores momentos de la vida de su padre, un personaje cuya popularidad había sido excepcional desde que uniera su vida a la irrepetible princesa Grace.

Rainiero de Mónaco
Gtres

Ha sido a través de la cadena de televisión Mónaco.info cómo Estefanía, sin poder evitar emocionarse, reconocía que "ante todo era mi papá. Está con nosotros en todo momento".

Como era de esperar, la pequeña de clan Grimaldi no ha querido escatimar en alabanzas hacia su progenitor: "Era un gran hombre. Nos dejó su legado, todo lo que tenemos hoy en día, la calidad de vida de la que disfrutamos. Luchó para que nosotros y las generaciones venideras nos beneficiáramos de ello. A veces le decía que se pasaba más tiempo ocupándose de los monegascos que de nosotros".

Mónaco
Gtres

En su papel de jefe de Estado, la hermana de Carolina y Alberto aseguraba que "fue un gran hombre de su siglo, que se merece el respeto de todo el mundo. Nada le daba miedo, era un hombre con determinación que siempre tomaba decisiones justas", recalcaba hablando de sus virtudes.

"No pasa un día que no piense en él, que algo no me lo recuerde. (...) Siempre he estado muy cerca de mi padre, en la educación de mis hijos, en la gestión de situaciones, en las que pienso en él, en lo que él habría hecho en mi lugar, como la gestión del Festival (Internacional de Circo de Montecarlo). Me gustaría que estuviera orgulloso de mí y de lo que hacen mis hijos", confesaba ante la audiencia la princesa de Mónaco.