Elena Rodríguez se ha sincerado en su cuenta de Instagram. La madre de Adara Molinero se ha abierto como nunca al hablar de un difícil capítulo de su vida que hasta ahora era desconocido para muchos. En concreto, la que fuera concursante de ‘Supervivientes’ ha encontrado su diario de la adolescencia y ha reflexionado sobre cómo hizo frente a esos años de tantos cambios y tan complicados.

Artículo recomendado

Elena Rodríguez, muy feliz, comparte el posado familiar más esperado

Elena Rodríguez, muy feliz, comparte el posado familiar más esperado

“Leo mi diario. Lo escribí hace unos años… Me alegro tanto del cambio que he dado”, ha escrito sobre una de las páginas del diario, en la que se puede leer: “Nací un 11 de julio de 1971, no sé si por la mañana, tarde o noche. Soy la mediana de cinco hermanos. No tengo recuerdos de mi niñez, según mi madre era una niña buena hasta los trece, o por lo menos en mi cabeza mis recuerdos no están ordenados por edades”.

Estas son las primeras palabras que se pueden leer en la página del diario, en la que una joven Adara escribió una demoledora reflexión que refleja el duro momento que estaba viviendo entonces: “Creo que ya nací muerta, sin querer que se viera y pasar sin molestar, sin darme cuenta que tengo alas”.

elena rodríguez adara y aitor molinero

Elena Rodríguez posa con sus hijos y sus nietos en redes sociales.

Instagram @elenarodriguezpa

Sin embargo, sus duras reflexiones no quedan ahí, y Elena continúa en otras de las páginas. “Siempre, o por lo menos desde que recuerdo, me he sentido inferior a los demás. En el colegio no me enteraba de nada, porque siempre estaba volando con la mente, me costaba mucho prestar atención y al final me quedaba dormida y encima me dejaban”; ha explicado sobre su etapa en el colegio.

Elena, además, recuerda su época en el instituto: “Más de un día decidía no ir y quedarme sola en los áticos de los portales. Creo que la primera vez tenía 16 años. Lo recuerdo porque tengo grabado cómo dejé que mis hermanos caminaran y en cuanto se despistaron me metí en el portal de enfrente de mi casa”.

Artículo recomendado

Elena Rodríguez, abuela orgullosa, posa por primera vez con su nieta Adriana

Elena Rodríguez, abuela orgullosa, posa por primera vez con su nieta Adriana

En aquel momento, Elena incluso llegó a romper las fotografías suyas, tal y como ha mostrado en su cuenta de Instagram: “Rompía mis fotos, ¿cómo no me daba cuenta”. Eso sí, en la actualidad Elena no podría sentirse mejor consigo misma: “Nunca pensé que llegaría a sentir esta paz interior. Se puede, pero el primer paso es querer sentirla”.

Por último, Elena ha querido mandar un claro mensaje a todos sus seguidores. “No te justifiques en tu infancia complicada, tú eres responsable de tu vida”, ha escrito en otros de los ‘stories’, tras sentenciar: “Todos tenemos alas”.