Rodrigo I de España, así llamó Victoria Federica a su cerdito vietnamina, el regalo más top de todos los que recibió por su mayoría de edad. Regordete y muy simpático se convirtió en la gran estrella de la puesta de largo de la hija de la infanta Elena del pasado 18 de junio ataviado con una bandera de España, con todos los respetos a la gran protagonista, claro. El caprichoso destino quiso que el cerdito fuera el elegido de vivir entre algodones en palacio, pero el destino tenía otros planes para él...

Artículo relacionado

La noticia la ha dado 'Vanity Fair' y nos ha sorprendido a todos: Victoria Federica ha regalado su cerdito, pero eso sí se ha asegurado de que Rodrigo I de España tenga una vida cómoda y feliz. Así, la sobrina del rey Felipe ha donado el animal a una granja escuela.

Entre las razones, según el citado medio, está la nueva normativa del Gobierno de prohibir el cerdo vietnamina como mascota "por su expansión incontrolada cuando sus dueños los abandonan". Y lo cierto es que Victoria Federica aún tenía plazo, hasta 2022 que será cuando poseer estos animales esté prohibido, para disfrutar de su mascota, pero ha preferido tomar esta sabia decisión para evitar encariñarse más y, de paso, para que el pequeño se adapte a su nuevo hogar cuanto antes.

Aunque no son pocas la voces que apuntan a otra realidad, y es que la ajetreada vida social de la hija de la infanta Elena y sus estudios universitarios le impiden dedicar al cerdito el tiempo que necesita y se merece. Los cambios son para bien, y en su nuevo hogar Rodrigo estará acompañado de otros animales y muchos niños, que, curiosamente, lo conocerán ajenos a que un día y de algún modo ese cerdito fue 'miembro' de la familia del rey.