Estar en un pub viendo un partido de fútbol y que por sorpresa entre el príncipe Guillermo por la puerta para sentarse a disfrutar del encuentro como uno más. Eso es lo que ha sucedido este fin de semana en un local ubicado en el sur de Londres. Los allí presentes se han mostrado de lo más sorprendidos al ver que el marido de Kate Middleton se ha sentado junto a ellos para ver el partido y que ha comentado con total naturalidad todo lo que ocurría en el terreno de juego.

Artículo relacionado

Su presencia en este pub ha tenido una doble intención. Por un lado el duque de Cambridge ha vuelto a dar muestra de su austeridad. Si hace unos días acudía al campo de fútbol junto a su mujer y sus hijos para disfrutar de un partido, esta vez ha querido ir a un lugar al que acuden los ciudadanos de a pie para demostrar que puede integrarse con ellos y que pertenecer a la familia real británica no está reñido con tomarse unas cervezas y charlar con otros ciudadanos. Esto es algo que obsesiona a los duques de Cambridge, y más después de las críticas que tanto ellos como los duques de Sussex han recibido en más de una ocasión por tener gestos demasiado ostentosos.

El príncipe Guillermo en un pub

El otro motivo por el que el hijo mayor de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales ha acudido a este pub ha sido muy especial. Ha sido por una razón benéfica. En el pub había un grupo de aficionados que en los últimos meses han recibido ayuda de organizaciones benéficas de salud mental. Una causa con la que tanto él como Kate Middleton colaboran desde hace años. El príncipe Guillermo, además de disfrutar del partido, ha conversado con ellos y sus familiares y les ha mostrado su apoyo.