Los miembros de la familia real británica han decidido pasar el confinamiento en lugares muy diferentes. Los duques de Cambridge se encuentran junto a sus hijos George, Charlotte y Louis en Anmer Hall, la casa que tienen en Norfolk y a la que se escapan siempre que pueden. Isabel II decidió abandonar Buckingham Palace para pasar la crisis del coronavirus en Windsorjunto a su marido Felipe de Edimburgo. Y Carlos de Inglaterra y Camilla Parker Bowles están en Birkhall, la residencia privada que tienen dentro de los terrenos de Balmoral, en Escocia. Para mantener el contacto utilizan las nuevas tecnologías, e incluso Isabel II recibió unas clases para aprender a realizar videollamadas.

Artículo relacionado

Unas clases que le han servido para no perder el contacto con sus bisnietos. Los hijos de los duques de Cambridge se encargan a diario de entretener a la reina de Inglaterra con vídeos, mensajes y videollamadas.En especial George y Charlotte, los dos mayores, dedican un tiempo al día a su bisabuela. Y aunque sea en menor medida, el pequeño Louis también participa. Kate Middleton es la encargada de que los pequeños no pierdan el contacto con la reina de Inglaterra y con Felipe de Edimburgo. La monarca siempre ha sentido predilección por los tres hijos de Guillermo y Kate, en especial por George, y poder hablar con ellos le está haciendo más llevadero el confinamiento.

Goerge y Charlotte

Isabel II no es la única con la que los niños mantienen contacto a través de estas fórmulas. También hablan a diario con su abuelo Carlos de Inglaterra, una persona muy importante para los tres. El hecho de que el heredero al trono haya podido mantener contacto con sus nietos durante los días de aislamiento tras dar positivo en coronavirus, le hizo el camino un poco más fácil. Además los pequeños se encargaron de dibujar unas tarjetas de ánimo para su abuelo, que ya está totalmente recuperado.

De esta forma los hijos de los duques de Cambridge también se entretienen durante estos días que permanecen en casa. Desde allí llevan varias semanas realizando las tareas del colegio de forma online. Además, tal y como se puede ver en un vídeo que compartieron Guillermo y Kate, no faltan a su cita con los aplausos para los sanitarios. El hecho de estar en Anmer Hall también ayuda a que George, Charlotte y Louis estén disfrutando de la naturaleza que tanto les apasiona durante estas semanas.