Al igual que hemos podido ver a Matilde de Bélgica este jueves fuera de Palacio atendiendo personalmente su agenda luciendo un estilismo de lo más colorido y veraniego -con mascarilla personalizada a juego-, Máxima de Holanda lo hacía el mismo día en su visita a la isla e Texel.

Artículo relacionado

En su caso, la reina de los Países Bajos ha prescindido de mascarilla y guantes de seguridad en una cita a la que acudía para conocer de primera mano cómo ha afectado la crisis del covid-19 a la industria de la restauración y el turismo del paradisíaco lugar.

Máxima de Holanda
Gtres

Durante el inicio de su visita, la esposa del rey Guillermo ha paseado por las playas de la isla con la enorme sonrisa que la caracteriza siempre, luciendo un estilismo de lo más colorido y comentado en tonos naranjas: una camisa oversize con cuello alto y mangas abullonadas que ha combinado con un pantalón de estilo capri en un tejido mezcla de blanco y naranja.

Se trata de dos prendas que la monarca ya ha utilizado en otras ocasiones, con la diferencia de que lo ha hecho por separado. Con el conjunto ha conseguido un resultado de lo más veraniego.

Máxima de Holanda
Gtres

Sin olvidarse de los complementos, la argentina ha optado por unas sandalias de ante marrón con tacón ancho y una cartera de mano a juego. Los pendientes, también naranjas y muy vistosos, así como las maxigafas de sol con montura animal print, ponían la guinda a un nuevo estilismo de Máxima que, sin duda, vuelve a recalcar la personalidad que tiene a la hora de escoger su armario.

Minutos más tarde de su paseo por la playa, la mujer de Guillermo de Holanda recorría la pequeña localidad acompañada de muchos de los ciudadanos que han querido acercarse a saludarla, y de los que ha recibido algunos regalos a cambio de su siempre permanentes sonrisa y cercanía.