El de hoy es un día muy señalado en la familia real monegasca. Carolina de Mónaco celebra su 65 cumpleaños. La hermana del príncipe Alberto llega a esta edad tan especial en uno de los momentos más tranquilos de su vida. En los últimos meses las apariciones de Carolina en actos públicos han sido escasas. Poco a poco se ha ido centrando más en su vida personal y ha dejado todo el protagonismo a su hermano e incluso a su hermana Estefanía, que últimamente está más activa que ella en la vida pública. Carolina de Mónaco está centrada en su papel de madre y en especial de abuela. En sus hijos Andrea, Pierre, Carlota y Alejandra encuentra a sus grandes apoyos y en sus siete nietos su gran motivo para sonreír.

Artículo recomendado

Carolina de Mónaco gana terreno a Charlene: pilar del príncipe Alberto y niñera de Jacques y Gabriella, en su ausencia

Carolina de Mónaco gana terreno a Charlene: pilar del príncipe Alberto y niñera de Jacques y Gabriella, en su ausencia

En cuanto a su vida amorosa, también la calma está muy presente. Hubo una época en la que la hija de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly copaba portadas y titulares debido a sus historias de amor. Phillipe Junot, Stéfano Casiraghi y Ernesto de Hannover fueron tres de sus romances más sonados. Con los tres contrajo matrimonio pero estas relaciones llegaron a su fin de diferentes maneras, entre la tragedia y la polémica. Desde hace años, la vida sentimental de Carolina de Mónaco no es noticia. No se le conoce pareja y lo lleva todo con muchísima discreción.

Carolina de Mónaco
Gtres

Lo que no ha cambiado es que continúa siendo una de las reinas de la elegancia. A sus 65 años Carolina de Mónaco puede presumir de ser una de las ‘royals’ europeas que destaca por su buen gusto a la hora de vestir. En cada una de sus apariciones demuestra su elegancia y su sofisticación. Además, desde hace un tiempo llaman la atención sus canas. Un símbolo del paso del tiempo que ella sabe lucir con mucho estilo.

Con todo esto, Carolina de Mónaco celebra sus 65 años dejando atrás las polémicas, centrada en su familia, a la sombra de su hermano Alberto y derrochando la elegancia de siempre.