El octavo nieto de los reyes de Suecia, Carlos Gustavo y Silvia, nacido el pasado viernes 26 de marzo en el hospital Danderyd, se encuentra ya en la residencia familiar junto a sus padres, los príncipes Carlos Felipe y Sofia de Suecia, y sus dos hermanos mayores, Alexander y Gabriel. El bebé pesó 3220 gramos y midió 49 centímetros al nacer y todo fue perfectamente, por lo que la madre y el niño abandonaron el hospital a las pocas horas del nacimiento.

Dos días después de su llegada al mundo, su abuelo, el rey Carlos Gustavo, celebró un consejo en el Palacio Real e informó a las primeras autoridades del país escandinavo del nombre y el título que ostentará el recién nacido.

Artículo relacionado

El tercer hijo de Carlos Felipe y Sofía se llamará Julian Herbert Folke, y pese a que no tendrá el tratamiento de alteza real, sí ocupará el séptimo puesto en la línea de sucesión al trono, por detrás de la princesa Victoria, actual heredera, de sus primos Estelle y Óscar, de su padre, Carlos Felipe, y de sus dos hermanos mayores. Precisamente, cuando se anunció el embarazo de Sofia Hellqvist, se supo que se modificaría la línea de sucesión al trono sueco, pues el bebé que iba a nacer desplazaría a la princesa Magdalena y a sus hijos, pasando a ocupar el séptimo lugar, por delante de ellos.

Julian recibirá el ducado de Halland, un título que perteneció al príncipe Bertil, tío del rey Carlos Gustavo, quien residía en Villa Solbacken, justo donde viven ahora Carlos Felipe y Sofía y su ya familia numerosa.

Hoy domingo está previsto que se celebre un'Te Deum' en honor al recién nacido en la iglesia del palacio real, al que solo asistirán los reyes Carlos Gustavo y Silvia, y el príncipe Carlos Felipe.