La casa real jordana, encabezados por el rey Abdalá y la reina Rania, han vivido hoy el primer enlace de uno de sus cuatro hijos, la princesa Imán (26 años), con el financiero venezolano de origen griego Jameel Alexander Thermiotis (28 años). La boda ha tenido lugar en el palacio real de Beit Al Urdun, en Ammán, la capital del estado árabe, pocos días después de que la propia Rania anunciara la boda de su hija. El anuncio pilló a todos casi de sorpresa porque, pese a que se conocía el compromiso matrimonial de Imán de Jordania desde el pasado mes de julio, no se sabía la fecha, que se hizo pública pocos días antes del enlace.

Artículo recomendado

Rania de Jordania brilla con el vestido de madrina más elegante para primavera en la boda de su hija

Rania de Jordania

Imán lució un vestido nupcial blanco, de corte princesa y manga larga, rematado con encaje en el pecho y en los puños, firmado por Dior. El pelo lo llevó recogido y lució una tiara propiedad de su madre, la reina Rania. El impresionante velo, de tul bordado, le daba majestuosidad al vestido. El novio llevó un clásico traje negro que combinó con chaleco en gris, camisa blanca y corbata negra.

Los reyes Abdalá y Rania de Jordania estaban radiantes, en especial la reina, que hizo gala de su exquisita elegancia con un vestido en color nude.

En junio, otra boda real en Jordania

La princesa Imán es la segunda de los cuatro hijos de Abdalá y Rania. El próximo junio tendrá lugar el segundo enlace real en la familia, ya que el hermano mayor de Imán y heredero al trono hachemita, el príncipe Hussein, se casará con su prometida, Rajwa Al Saif.

Imán es licenciada en Administración de Empresas por la Escuela de Diseño de Parson, en Nueva York, y ha trabajado en la universidad de Georgetown, en Washington, donde estudió el rey Felipe VI. Además, Imán posee la licenciatura en Sociología. Su flamante nuevo marido nació en Caracas, Venezuela, es de origen griego y trabaja como socio-gerente de un fondo de capital de riesgo con sede en Nueva York.

Boda Jordania

La boda se ha celebrado en el palacio real de Dabouq, en Ammán.