Este martes 18 de agosto Beatrice Borromeo cumple 35 años. La aristócrata italiana, esposa de Pierre Casiraghi, celebra su cumpleaños en uno de los momentos más dulces de su vida junto a su bonita familia, que completan los pequeños Stefano y Francesco, de 3 y 2 años.

Artículo relacionado

Siempre en los objetivos de los medios de comunicación, la joven se ha convertido en todo un icono del glamour y la elegancia, destronando a otras royals del Principado en cada aparición pública que realiza. A pesar de que Mónaco está repleta de mujeres estilosas, como sus cuñadas Carlota Casiraghi, Alexandra de Hannover o Pauline Ducruet, no cabe duda de que Beatrice es la clara heredera del del estilo de Grace Kelly.

Beatrice Borromeo
Instagram

La periodista también ha destacado por su labor comunicativa. Recientemente concedía una entrevista con motivo de la publicación del cuento Capitán Papaia y Greta, que ha escrito sobre la travesía por el Atlántico de Greta Thunberg, en el barco de su marido Pierre Casiraghi.

En cuanto al mundo de la moda, la nuera de Carolina de Mónaco ha introducido por la puerta grande las firmas de lujo italianas. Como el mejor de los ejemplos, el diseño que lucía el día de su boda civil: un espectacular Valentino que combinaba, los días anteriores y posteriores, con creaciones de Armani y Alberta Ferretti. Para su enlace religioso, celebrado en una idílica isla del Lago Maggiore, la aristócrata escogía otra creación de Armani Privé en blanco marfil, de encaje, con cuello redondo y manga francesa.

Beatrice Borromeo
Instagram

Cabe recordar que Beatrice es sobrina de Matteo Marzotto, que fue director ejecutivo de Valentino y cuñada de la diseñadora Marta Ferri, casada con su hermano Carlos.

Los looks brillantes, con escotes en V y combinados con recogidos con moños sencillos suelen ser la apuesta segura de la italiana. Ella también es fanática de la moda retro, de finales de los cincuenta, con cintura marcada, pequeños bolsos de asa y gafas en forma de gato o de corazón. Propuestas con las que no deja de recordar a la icónica Grace Kelly, abuela difunta de su marido.