En el club de las futuras reinas de Europa, es Elisabeth de Bélgica la encargada de ir abriendo camino a sus homólogas, la princesa Leonor, Ingrid de Noruega y Amalia de Holanda. La educación que cada una de ellas está recibiendo va dirigida a la posición ante el trono de sus países, pero no en todos los casos recibirán la misma formación.

Artículo relacionado

La semana pasada desde la Casa Real belga se anunciaba que la primogénita de los reyes Felipe y Matilde comenzará su formación militar en la Royal Military Academy el próximo mes de agosto, una decisión que podría marcar el futuro de la princesa Leonor -de 14 años-. En caso de que siguiera los pasos de su padre, el rey Felipe, la heredera debería acceder también a recibir este tipo de entrenamiento con el objetivo de adquirir el máximo rango militar que le corresponde en exclusiva como mando supremo de las Fuerzas Armadas.

Amalia de Holanda
Gtres

Sin embargo, en el caso de Amalia de los Países Bajos, aún no está claro el rumbo que tomará en cuanto a formación, ya que dependerá mucho de las decisiones que ella misma tome. Por el momento no se contempla su paso por el ejército ya que, a diferencia de España o Bélgica, el monarca en Holanda no tiene ningún cargo militar. A pesar de que el rey Guillermo ingresó en la Marina a sus 17 años, lo hizo por la obligatoriedad que por entonces tenían todos los jóvenes.

Se trata de una decisión que la propia Amalia debe tomar llegado el momento. A sus 16 años, la primogénita de la reina Máxima aún lleva una vida muy alejada de la agenda de la Corona, ya que sus padres así lo han decidido. Será a partir de su mayoría de edad cuando la heredera comience su verdadera vida pública, y entonces podrán conocerse más datos sobre su carrera y su futuro.

Amalia de Holanda
Gtres

Lo que sí se conoce es la paga que la joven princesa recibirá una vez cumplidos sus 18 años, una cuantía por la que ya tendrá que asumir funciones en representación de la Casa Real. Además, aunque será de manera simbólica, también tendrá su puesto en el Consejo de Estado, además de acompañar a sus padres en el Princesdag, el tercer martes de septiembre, cuando se lleva a cabo la apertura del Parlamento holandés.

En cuanto a sus hermanas, las princesas Alexia y Ariane, de 14 y 13 años respectivamente, por el momento viven una vida muy similar a la de Amalia, sin embargo su futuro podría ser bien diferente. Tal y como se recoge en la ley holandesa, únicamente el monarca será destinatario de la cuantía dedicada a la Corona, por lo que no recibirían ninguna paga del Estado. Se trata del mismo caso que actualmente existe con el príncipe Constantino, hermano de Guillermo, quien tiene su propio sueldo por su trabajo.

Amalia, Alexia y Ariane de Holanda
Gtres

Ahora bien, los focos se centran en Alexia, la más especial de las tres hermanas ya que es conocida por sus gustos y habilidades por el mundo musical, una inquietud que no se descarta que escoja para su futuro profesional. Aunque en otras casas reales esta afición de la princesa podría chocar, para los holandeses no es nada extraño, ya que una vez sean libres de elegir su futuro, podrán hacerlo siempre y cuando sea una actividad dentro de la legalidad, sea cual sea la familia de la que provenga.