Son muchas las similitudes de estilo -en sus apariciones públicas- que existen entre la princesa Leonor y la infanta Sofía, pero hay un detalle con el que, por el momento, la benjamina de la familia quiere desmarcarse de su hermana mayor: el uso de pendientes. La heredera al trono español decidía agujerearse las orejas, una decisión que, a sus 13 años, la joven Sofía aún no ha tomado.

Artículo relacionado

Fue con siete años cuando la princesa de Asturias le pedía a su madre lucir, al igual que sus amigas del cole, pendientes en sus orejas. Desde entonces se ha podido ver a Leonor con diferentes piezas, siempre discretas, que en ocasiones comparte con la reina Letizia. Entre sus favoritos están unos pequeños aros dorados que ha escogido para algunas de sus apariciones más importantes.

Princesa Leonor
Gtres

Esta misma semana, y tras haberse agujereado sus orejas recientemente, siguiendo la estela de las princesas Leonor, Elisabeth de Bélgica e Ingrid Alexandra de Noruega, la princesa Amalia de Holanda aparecía en público con motivo del cumpleaños de su padre luciendo un outfit de lo más feminista.

Muy llamativo, con el objetivo de mostrar un mensaje de esperanza ante la situación de crisis sanitaria mundial, la mayor de las tres hijas de Guillermo y Máxima de los Países Bajos, escogía un favorecedor diseño troquelado en color amarillo con volantes de la firma Lisa Marie Fernandez, que combinaba con unas alpargatas de cuña a tono de Asos.

Amalia de Holanda
Gtres

Como complementos, la heredera al trono holandés llevaba al cuello un original colgante en forma de trébol de cuatro hojas esmaltado rodeado de brillantes, de Friend & Company cuyo precio ronda los 1000 euros. Sin embargo, fueron sus pendientes los que más llamaron la atención de las cámaras.

La princesa lucía unas piezas compuestas por corazones enlazados que guardan un importante significado. Firmados por SeeMe, muy comprometida con las víctimas de violencia de género, cada una de las joyas están elaboradas a mano por mujeres que han sufrido malos tratos, de manera que quienes las llevan se suman al movimiento #heartmovement, que lucha por sustituir la violencia por amor.

Princesa Leonor
Gtres

Esta marca, que se ha creado hace relativamente poco, se ha convertido en todo un icono solidario, y ya colabora con firmas de la talla de Missoni o Tommy Hilfiger.

Se trata de un gesto que, teniendo en cuenta que la reina Letizia está muy volcada en la lucha contra el maltrato hacia la mujer -reconocida por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género como personalidad más destacada en esta cuestión-, sería interesante ver en su hija mayor, otorgándole la posibilidad de enviar pequeños mensajes con detalles tan comprometidos como ejemplares.