Apasionada de la moda, deportista y la más discreta de la familia monegasca. Así es Alexandra de Hannover, que este lunes 20 de julio cumple 21 años de edad en un momento muy dulce de su vida. Junto a su pareja, Ben-Sylvester Strautmann, la joven inauguraba hace unos días sus vacaciones de verano en en Saint Tropez, demostrando que ya es toda una mujer.

Artículo relacionado

La hija menor de Carolina de Mónaco, fruto de su matrimonio con Ernesto de Hannover, es la Grimaldi que más títulos nobiliarios ostenta. Además, Alexandra destaca con frecuencia en los eventos protocolarios, bodas reales y en sus salidas casuales por sus sobrios y sofisticados estilismos, que escoge con mucho mimo demostrando que ha heredado el gusto y la elegancia de su madre.

Alexandra de Hannover
Gtres

Alexandra ha demostrado su predilección por las grandes firmas, por lo que ha sido vista junto a la princesa Carolina y a su hermana Carlota en diferentes semanas de la moda por todo el mundo. Con solo 12 años, ya había asistido a su primer desfile de Chanel en el que conoció a uno de sus iconos de la infancia: Blake Lively.

Su armario está repleto de prendas únicas firmadas por grandes casas como Chanel, Sandra Mansour, Giambattista Valli, Valentino o Zimmermann, luciendo por primera vez un exquisito diseño de alta costura en la boda de Carlota, hace un año.

Alexandra de Hannover
Gtres

En cuanto a sus otras aficiones, la sobrina de la princesa Estefanía también se decanta por los deportes. Desde pequeña ha apoyado disciplinas como el fútbol, siendo una gran fanática del equipo del Principado. Sin embargo, su primer acercamiento y flechazo con una práctica fue con el patinaje sobre hielo, llegando a competir hace años tanto en campeonatos nacionales como internacionales.

Ahora, la vida de la benjamina de los Grimaldi está más enfocada a sus estudios y a su vida junto al que es su primer amor, Ben-Sylvester Strautmann. El joven apuesto alemán es hijo de banqueros y su familia es originaria de Baja Sajonia. El deportista consumado y jugador de baloncesto del equipo nacional de Mónaco ya ha asistido a los eventos familiares y parece tener una buena relación con todos los miembros de la familia.