Tras esa imagen de mujer de fuerte carácter a la que nada ni nadie puede amedrentar está la verdadera Carlota Corredera. La presentadora de 'Sálvame' ha hablado abiertamente de la salud mental y de cómo en el último año una situación extrema la llevó a pedir la ayuda de un profesional.

Hace solo unas semanas, Carlota Corredera revelaba públicamente que gracias a la terapia que sigue desde hace meses aprendió a controlar las emociones que le provoca el día a día en 'Sálvame'. La presentadora, de 47 años, ha aprendido a dejar esas broncas en el plató y no trasladar su malestar a casa, algo que empezaba a afectar a su vida personal. De esto y mucho más se ha sincerado en una entrevista para LOC.

Artículo relacionado

Carlota Corredera anima a todos "salgan en la televisión o no" a seguir una terapia. "Llevo un año y es de las mejores cosas que he hecho en mi vida", confesaba orgullosa a dicha publicación. La de Vigo no dudaba en especificar que a lo largo de los últimos tiempos se le hacía muy complicado gestionar las emociones "cuando estás tan expuesta". La compañera de Jorge Javier Vázquez recuerda que fue la pandemia lo que le hizo cambiar el chip: "Estaba muy tocada y empecé a ir a la psicóloga", manifestaba con generosidad.

Corredera ha reconocido que gracias a estas sesiones con su psicóloga se ha dado cuenta que cosas que creía superadas siguen estando ahí: "Hablándolas te descargas de alguna manera", ha dicho. La presentadora de 'Sálvame' recuerda que su posicionamiento al lado de Rocío Carrasco le ha hecho recibir infinidad de críticas y agresiones a través de las redes sociales que, afortunadamente, ya ha aprendido a gestionar. Y si algo tiene claro es que seguirá dando la cara por lo que ella cree.