Tras romper de manera definitiva con Tom Brusse, Sandra Pica regresaba a Barcelona junto a su familia y amigos más íntimos. La que fuera participante de 'La isla de las tentaciones' dejaba atrás su vida junto al francés y firme en su decisión ponía tierra de por medio. Ya instalada en casa, sufrió una fuerte dolencia que la llevó al hospital, una infección en el intestino de la que todavía no se ha recuperado por completo.

Sin embargo, Sandra Pica ha recuperado sus ganas de salir y, acompañada por su madre, lo primero que ha hecho ha sido dirigirse a un concesionario para adquirir un nuevo coche: "Me siento súper feliz. Tenía un Mercedes que me regalaron mis abuelos con 18 años y he decidido cambiarlo. Me he cogido un coche más grande. Creo que me vienen cosas muy buenas y después de una semana tan mala, solo puedo ir para arriba", decía a sus seguidores sin poder contener su emoción.

Artículo relacionado

Aunque solo ha compartido un pequeño detalle de este nuevo coche, desde Lecturas hemos dado con el vehículo en cuestión. Se trata del nuevo Nissan Qashqai edición Premiere, un modelo SUV cuyo precio parte de 30.000 euros en función del equipamiento y motorización escogido. Un auténtico caprichazo que ha hecho muy feliz a la catalana.

Sandra Pica coche

Sandra Pica estrecha coche

Instagram @sandrapica

En estos momentos, Sandra está volcada plenamente en su recuperación. Alexia Rivas confesaba el deseo de la joven de dejar temporalmente la televisión, una determinación a la que Tom Brusse respondió con un serio reproche. Aunque la expareja protagonizó una charla telefónica, todavía no se han visto cara a cara, un encuentro que por el momento parece no tener fecha: "Ella me ha dejado, quiero que sea feliz, ya no hay más futuro juntos", sentenciaba el superviviente.