Kiko Jiménez es una de las voces más críticas que se han alzado para desenmascarar a Antonio David Flores. La relación que mantuvo con Gloria Camila Ortega, hermana de Rocío Carrasco, le ha situado como una de los testimonios privilegiados de la guerra que el exmatrimonio lleva manteniendo durante años y de aspectos condenables del padre de Rocío Flores. Durante el último episodio de la docuserie de Rocío Carrasco, Kiko Jiménez se encargaba de poner de manifiesto una nueva contradicción de Antonio David Flores que iría totalmente en detrimento del bienestar de su hija Rocío Flores, y que ha levantado una enorme polvareda.

Artículo relacionado

"Nunca tuvo dinero para pagarle 300 euros a su hija para un psicólogo...", escribía Kiko Jiménez sobre una imagen que ponía en foco en el reloj de alta gama que luce Antonio David Flores en público. El 'caprichazo' del excolaborador de 'Sálvame' es un reloj suizo de la marca Audemars Piguet cuyo precio estaría alrededor de los 25.000 euros. Según la investigación del novio de Sofía Suescun, exactamente, 24.504 euros.

Kiko Jiménez muestra el reloj de alta gama de Antonio David Flores

Kiko Jiménez muestra el reloj de alta gama de Antonio David Flores

Instagram @kikookiko

Artículo relacionado

Un detalle que choca con un aspecto narrado por Rocío Carrasco en 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', donde denunciaba que su exmarido se habría negado a pagar 300 euros mensuales para que su hija, Rocío Flores, recibiera ayuda psicológica durante la libertad vigilada tras la paliza que propinó a su madre. Antonio David alegaban que, por motivos económicos, no disponía de ese dinero; sin embargo, Carrasco desmontaba su coartada enseñando la póliza del seguro médico privado que tenía contratado para sus hijos desde que nacieron y que incluía "evaluación y tratamiento psicológico".

Este viernes, Antonio David Flores ha vuelto a convertirse en noticia por un suceso totalmente censurable. Los alrededores de Málaga en los que viven él y su familia han amanecido repletos de carteles con su cara y la palabra "maltratador" que su hija, Rocío Flores, habría puesto en conocimiento de la policía.