¡Ha vuelto Bustamante! Tenía que llegar OT para que el cantante decidiese retomar su actividad pública y volver a televisión. Cada nueva gala del concurso tendrá un juez invitado y Bustamante ha sido el primero de los elegidos. Lo que no imaginaba el cántabro era que terminaría metido en un entuerto sentimental que le dejaría nerviosísimo y visiblemente incómodo. Si es que, incluso en OT, nadie está a salvo de nada...

Artículo relacionado

David Bustamante aterrizaba en el nuevo OT para darles algunos consejos a los actuales concursantes. Él, mejor que nadie, sabe lo que significa esa Academia y estar encerrado durante tantas semanas en su interior. Además, su presencia volvía a despertar mucho interés tras el convulso verano -y principio de otoño- que ha vivido. No era el lugar para hablar de relaciones, sentimientos, ni nada parecido. O bueno, tal vez sí.

Además de Bustamante, la primera de las galas oficiales iba a contar con la presencia de la cantante Becky G, dispuesta a interpretar su hit Mayores. Pero antes de lanzarse al escenario, quiso enseñarles unos pasos de baile a Roberto Leal y al jurado invitado. ¡No sabía en qué lío se estaba metiendo! Bustamante, con reticencias, abandonó su silla y se dispuso a lucir esos ya míticos movimientos de cadera que tanto nos han seducido a lo largo de estos dieciséis años.

Antes de empezar, el presentador tiró a matar. “¿Él es demasiado mayor para ti?”, le preguntó a Becky. “Porque lleva toda la noche preguntando...”. La cantante, muy divertida, aseguró, tal y como dice su hit, que a ella “le gustan mayores”, algo que todavía incomodó más a Bustamante. “Tú me quieres buscar un lío...”, respondió el cantante. Pero, ¿un lío con quién? ¿Con Paula? ¿Con Ares? ¿Con alguien más que todavía no conocemos? ¡Cuántas preguntas!

David zanjó el tema y se dispuso a mover la cadera con tanta energía que dejó a Becky con la boca abierta. Si es que a showman no le gana nadie. Ojalá fuese tan expresivo cuando se trata de su vida sentimental. ¡También queremos saber!