No hay nada como rodearte de la gente que te quiere para que la recuperación sea más rápida o, al menos, más feliz y eso es lo que ha hecho Belén Rodríguezdesde que el pasado mes de octubre sufriera un brutal accidente en el baño de su casa que tuvo como consecuencia la rotura de la tibia y el peroné. “Me podría haber matado, me podía haber roto la cabeza”, cuenta la colaboradora a Jorge Javier Vázquez en una entrevista para Lecturas.

Aunque el presentador le ofreció su casa para pasar la convalecencia, Belén Rodríguez eligió a Kiko Hernández y con él y sus hijas ha pasado las últimas semanas, un tiempo que ha coincidido con el descanso del colaborador tras la muerte de su amiga Begoña Sierra: "Kiko va a la compra, me hace la comida, me cambia los halógenos… ¡Sabe hacer de todo!”, bromeaba.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Belén Rodríguez se sincera con Jorge Javier: "Tuve miedo de que me cortaran la pierna"

EXCLUSIVA Belén Rodríguez se sincera con Jorge Javier: "Tuve miedo de que me cortaran la pierna"

Aunque ambos son muy reacios a compartir detalles de su vida privada, Belén Rodríguez ha querido agradecer públicamente a Kiko lo que ha hecho por ella en estos momentos tan delicados: "Siempre me vas a querer. Yo represento para ti todos los pecados que nunca has tenido el coraje de cometer", ha escrito la colaboradora poniendo de manifiesto por qué tienen una conexión tan especial desde hace décadas. Al texto le acompañaba una imagen en la que ambos aparecen de lo más sonrientes, Belén sentada en la silla de ruedas y Kiko conduciéndola... "Gracias infinitas", ha sentenciado.

Belén Rodríguez y Kiko Hernández
Instagram @be.belenrodriguez

Dice el dicho que 'no hay mal que por bien no venga' y a pesar de que Belén tendrá una dura recuperación tanto física como anímica por delante, este accidente le ha demostrado que tiene alrededor a mucha gente que la quiere y que hará todo lo que esté en su mano para hacerle la vida más feliz.