Pippa Middleton le ha tomado el relevo hoy en protagonismo a su hermana Kate, duquesa de Cambridge, y a su cuñado, Guillermo de Inglaterra. Pippa y su prometido James Matthews se han casado en la iglesia de St. Marks, en Englefield, nueve meses después de haberse prometido.

Artículo relacionado

Poco antes de la hora fijada para la boda, comenzaron a llegar los invitados, entre ellos, por supuesto, los duques de Cambridge y sus hijos, George y Charlotte, que ejercieron como paje y damita de honor respectivamente. Además, entre los 120 invitados a la boda, pudimos ver a Eugenia de York, hija del príncipa Andrés, así como a la familia de la novia. Michael Middleton, el padre, ejerció de padrino, de modo que Carole, su mujer, llegó del brazo de su hijo James Middleton. La novia de este, la actriz y presentadora Donna Air, llegó más tarde en compañía de una amiga. Entre los invitados estaban también el tenista Roger Federer y su esposa, Mirka.

La novia, vestida con un diseño nupcial de Giles Deacon, llegó del brazo de su padre, Michael Middleton. Ambos llegaron en un Jaguar MK V de 1951. Pippa lució un vestido de encaje, de cuello caja y escote en la espalda. El velo, sencillo, le cubría el rostro. Se peinó con un moño alto y lució una pequeña diadema de flores. El ramo, en cascada, era de flores blancas y rosas, a juego con la decoración de la iglesia.