“Madre mía”, tecleó Belén Esteban al toparse en Instagram con la foto más cariñosa de su compañero Kiko Hernández y la mejor amiga de este, Belén Ro. La reacción de la Princesa del Pueblo nos representa a todos, ¿quién podía esperar que alguien tan celoso de su intimidad como es Kiko compartiría un detalle así en redes? Pocos. Muy poquitos. Pero parece que las cosas están cambiando para el blindadísimo Hernández…

Artículo relacionado

El viernes, el colaborador que más bombas procura a ‘Sálvame’ se reunió con su íntima amiga. Los dos habían quedado para celebrar el comienzo del ‘finde’ en uno de los locales con más solera de la capital, el Museo Chicote. Allá donde Ava Gardner tomaba cócteles al tiempo que era cortejada por Luis Miguel Dominguín, los dos compañeros brindaban por su sólida relación. En plena exaltación del amor, se produjo este pico que cortó la respiración a Belén Esteban y llevó a Laura Fa a sonrojarse. ¡Ojalá las redes se llenasen de más demostraciones de amor de este tipo y de menos ataques! Que los haters se devorasen a besos y que a los más críticos no les quedara tiempo suficiente de verter su odio en los comentarios tras someterse a un festín de caricias.

Y por si quedaba alguna duda, que ya sabemos todos las ganas que tenemos de ver a Kiko ilusionado con un amor, Hermández hizo estas aclaraciones en forma de hashtags: “#friends #findesemana #cena #complicidad #viernes✌. Si hubiera sido por el texto de Rodríguez, y su “Despacito” ya estaríamos escuchando campanas de boda repicar en nuestras cabezas. Qué le vamos a hacer, en el fondo, nos pierde el romanticismo.