Los colaboradores de ‘Sálvame’ han abordado esta tarde el tema de los retoques. Rafa Mora ha aparecido en el plató con una venda con la que ha cubierto todo su cuerpo con motivo de la última operación estética a la que se ha sometido. El valenciano ha defendido el hecho de pasar por este tipo de retoques si es para sentirse mejor con uno mismo. Una filosofía en la que la mayoría de compañeros le han acompañado. Entre ellos Belén Esteban, que ha ido más allá y ha revelado cuál es el retoque que le queda por hacerse.

Artículo recomendado

Belén Esteban revela, sin tapujos, el dinero que tiene en el banco

Belén Esteban revela, sin tapujos, el dinero que tiene en el banco

Belén Esteban se ha sometido en más de una ocasión a retoques estéticos, pero todavía hay algo más que está dispuesta a hacerse para verse todavía mejor. La colaboradora ha asegurado hoy que “siempre he sido delgada pero siempre he tenido barriguita y es lo que me queda por hacerme”. De esta forma ha contado su intención de someterse a un retoque similar al que ya han llevado a cabo compañeras como Gema López o María Patiño, que hace meses acudieron a su clínica de confianza para hacerse la Lipo Vaser, que sirve para definir los abdominales. Un retoque con el que Gema ha asegurado hoy que está encantada.

Belén Esteban
Gtres

Esta tarde también han estado en el plató otros colaboradores como Kiko Matamoros o Paz Padilla, que también han defendido eso de llevar a cabo retoques estéticos. La que ha marcado la diferencia ha sido Lydia Lozano, que aunque no está en contra, es de las pocas del programa que no se ha sometido a ninguno porque le da miedo tanto el proceso como que el resultado no quede como a ella le gustaría. Pero de todos, una de las que lo tiene más claro es Belén Esteban, que ha dicho que “la verdad que quien pueda, que se haga lo que sea”.