Dos años después de la multitudinaria boda de Belén Esteban y Miguel Marcos ha salido a la luz que quizás la celebración no estuvo a la altura de las circunstancias. Era Alba Carrillo quien abría la caja de Pandora al hacer público que Miguel Frigenti, amigo de la colaboradora, habría criticado de lo lindo el enlace de la de Paracuellos.

Este fin de semana, Miguel Frigenti terminaba reconociendo que el único comentario que había hecho con respecto a la boda de Belén fue que "se comió poco" pero Alba iba más allá y aseguraba que también había tachado el enlace de "hortera". Algo que ha disgustado y mucho a la novia, que organizó su enlace pensando en que todos sus invitados disfrutaran al máximo de la velada.

Artículo relacionado

Belén Esteban

Belén Esteban da la cara tras la polémica de su boda

Mediaset

Con el exconcursante de 'Secret Story' en el plató de 'Sálvame', Belén no ha tenido reparos en responder alto y claro al que creía su amigo: "En todo lo que organizo estoy muy orgullosa de que siempre todo el mundo se vaya muy contento", apuntaba la colaboradora dejando en la estacada a Frigenti que prefería mantener silencio ante este sigiloso ataque de la colaboradora.

Artículo relacionado

La de Paracuellos ha querido dejar claro que no hay nada ni nadie que pueda enturbiar el momento tan feliz que está atravesando: "Estoy en tan buen momento… estoy tan feliz...", apuntaba no sin antes dejar claro que esta situación no ha supuesto una ruptura en su amistad con Miguel Frigenti: "No estoy enfadada con él y tengo la confianza para decirle todo pero luego me ha dicho (Miguel) que él no fue a por comida en el cóctel, entonces ¿o no había comida o no has querido comer? (...) Yo quiero mucho a Miguel pero en vez de decirlo en una reunión me lo debería haber dicho a mí".