Belén Esteban ha cumplido su palabra. La fiesta que ha organizado para celebrar su victoria judicial contra Toño Sanchís (que ha durado unos dos años aproximadamente y a la que aún le queda recorrido por la vía penal) ha sido todo un éxito. Bautizada como 'Toñomanía' y celebrada en la sala Teatro Kapital de Madrid, este fiestón ha estado plagadito de famosos. Normal, con semejante anfitriona nadie ha querido faltar.

Artículo relacionado

Y el que ha faltado lo ha hecho por motivos de fuerza mayor. En el caso de Ana Rosa Quintana, la presentadora ya informó a Belén de que una fiesta entre semana y por la noche ya no entra en sus planes porque " yo ya no puedo trasnochar, porque si no, al día siguiente, no puedo levantarme. Me levanto a las cinco de la mañana y de empalmada no voy a venir". Te entendemos perfectamente, querida. Si a nosotros nos cuesta ponernos delante del ordenador habiendo dormido menos de ocho horas, ponerse frente a una cámara y mantener los párpados abiertos debe ser un reto mayor que el de acudir como invitado a 'Planeta Calleja'.

En tu fiesta NO me colé

Pero también ha habido sonadas ausencias que han sido motivadas por la propia Belén. Como anfitriona que es, ella misma ha decidido a quién no invitar a su fiesta, que para eso es suya y reparte las invitaciones a quién quiere. ¡Faltaría más!

Así pues no hemos visto ni a María Lapiedra, ni a Kiko Matamoros (con el que ha tenido unas broncas bastante potentes), ni a Rosa Benito (mira tú con lo que bien que se llevaban hace un tiempo) ni a Raquel Bollo. Eso sí, a esta última, Belén no la invitó porque al vivir en Sevilla, pensó que tal vez era más un contratiempo económico que otra cosa.