Con su hija en Madrid y su nieta estudiando en el extranjero, Carmen Menéndez está pasando este lunes posiblemente su cumpleaños más agridulce. Esta mañana llamaba a Belén Esteban llorando, seguramente con un montón de sentimientos encontrados. Por un lado, puede seguir disfrutando un año más de los dos pilares más importantes de su vida; pero por el otro, le toca hacerlo por teléfono o (si ya domina las nuevas tecnologías) por videoconferencia. Por suerte, la distancia también significa bonitos e intensos reencuentros y, aunque sea tarde, Belén, Andrea y Carmen saben que su reunión estará llena de besos, achuchones y risas, se producirá más pronto que tarde y podrán celebrar todas esas fiestas que, por el momento, se retrasan.

Artículo recomendado

Belén Esteban anuncia quién NO estará invitado a su boda

Belén Esteban anuncia quién NO estará invitado a su boda

Belén Esteban empezaba 'Sálvame' más sensible que en otras ocasiones. Lo que no ha podido Toño con sus duros latigazos, la marcha de su hija Andrea a estudiar al Reino Unido o el escándalo derivado de la llamada de María José Campanario en agosto, lo ha conseguido el pensamiento de no poder estar con su madre en el día de su cumpleaños. A la colaboradora del magacín vespertino de Telecinco le ha tocado este lunes trabajar y, sin dejar de cumplir su deber, ha querido dar una sorpresa a Carmen Menéndez desde el otro lado de la pantalla. Con la voz quebrada, la de San Blas le ha enviado una bonita dedicatoria en un día tan especial para ellas: "Mama, que hoy es tu cumpleaños. Que sé que estás esperando a que te llame y te felicite. Que te quiero mucho. Que hoy me has llamado llorando. Te deseo feliz cumpleaños y tengo muchas ganas de verte. Así que a ver si te vienes aquí, porque yo con el trabajo no puedo ir tanto a Benidorm, pero que sepas que te quiero un montón. Todos tus hijos, tus nietos, nueras y tu yerno te queremos".

Ni Belén ha fallado nunca a su madre, ni Carmen ha dejado de estar al lado de su hija cuando más lo ha necesitado. Ambas se han enfrentado juntas a las situaciones más duras, presiones mediáticas, polémicas y despedidas prematuras, como la de su padre y esposo Francisco Esteban. Y si todo esto no ha hecho mella en ellas, es que sus lazos son irrompibles y su amor materno-filial para siempre.