Belén Esteban le ha vuelto a poner sobre las íes a Jesulín de Ubrique a propósito de su hija Andrea Janeiro. La colaboradora ha estallado hasta ponerse al límite tras considerar que el torero intentaría utilizar a su hija para dar un mayor valor mediático a su vuelta a los ruedos. La de San Blas se ha mostrado implacable y le ha lanzado una durísima advertencia si su acercamiento a Andrea tiene detrás otros intereses más turbios, que implicarían que la joven abandonara su anonimato expreso.

Jesús Janeiro vuelve a ponerse el traje de luces el próximo 19 de agosto en Cuenca. El diestro está poniendo toda la carne en el asador para este momento tan significativo. Parte del trabajo previo a su retorno, es la intensa promoción que está haciendo, hablando para diferentes medios e incluso acudiendo a platós de televisión, como este martes 24 de julio en 'Espejo público'. Unas declaraciones que no están exentas de polémica, pues no solo está hablando de su profesión y de esta próxima cita en los ruedos, sino sobre su familia y, cómo no, de su hija Andrea. Nuevamente, su madre Belén ha vuelto a recordar a todos el deseo de la joven de mantenerse alejada del foco mediático y continuar siendo una persona anónima.

Artículo relacionado

Por su parte, según han podido corroborar en 'El programa del verano', Jesulín habría llamado a su hija para felicitarla por su reciente cumpleaños, pero también para invitarla a su vuelta a la arena. "Una llamada telefónica breve, cordial y en la que no han habido reproches", decían desde el matinal.

"Aterriza, que ese mundo fantasioso no existe"

"Aterriza, porque vives en un mundo que no es real. Ese mundo fantasioso no existe". Este era el primero de los recados que la Esteban le ha enviado al padre de su hija. Y es que, como es evidente, esa faena taurina supone la presencia de medios de comunicación. Suficiente razón para que Andrea considere rechazar la invitación de su padre.

La colaboradora de 'Sálvame' le ha recordado con contundencia a su expareja que los deseos de Andrea de no convertirse en famosa valen tanto para los medios de comunicación, como para ellos mismos: "Igual que ella mandó un comunicado para que no se la nombre más, ni aquí (en Sálvame) ni en otros medios de comunicación. Ella ha demostrado que no quiere pertenecer a este mundo y el primero que lo tiene que respetar es su padre, Jesús Janeiro Bazán". Se puede decir más alto, pero no más claro.

Pero si ha habido un detalle que ha hecho que Belén entre en cólera ha sido cuando le han informado que Jesulín ha estado en Madrid para hacer promoción de su vuelta como torero, pero no se ha molestado en quedar con su hija. Mucho le ha tocado morderse la lengua a Belén para no estallar y decir cosas de las que luego se iba a arrepentir. "Me duele muchísimo este tema y este señor tiene suerte de que no puedo hablar por lo que tenemos en común, pero para mí sería tan fácil contar cosas... Diría una cosa que se liaría gorda", afirmaba de modo amenazador.

Belén se ha sentido provocada por sus compañeros y se ha sentido tan fuera de sí, que ha amenazado con irse: "Si se va a seguir hablando de esta persona (su hija Andrea), me voy. Es que me estoy calentando y me va a subir el azúcar...".

Para la tertuliana su hija es ya una mujer de 19 años que "decide por su vida". Y ha lanzado un órdago en su defensa: "¿Es que tenemos que hacerla famosa a la fuerza?".

Respeto a Jesulín, ha querido mandarle un último pero demoledor mensaje cargado de sarcasmo: ""Suerte el día 19. Que cortes muchas orejas y muchos RABOS".