Belén Cuesta se quedó ayer en casa con toda su pena. La actriz debería haber acudido junto a Javier Cámara a El Hormiguero para presentar la nueva película en la que ambos han trabajado juntos: Sentimental. Sin embargo, la intérprete no pudo acudir debido a que se encuentra en cuarentena, por lo que ha tenido que intervenir a través de videollamada en el programa. “Estuve en una cena con una amiga que dio positivo por coronavirus y tengo que estar en casa”, ha asegurado desde la vivienda.

Artículo relacionado

Aunque ella se encuentra perfectamente y ha dado negativo en las pruebas, tiene que permanecer en casa por “protocolo”. A pesar de estar en casa, la actriz pudo disfrutar de El Hormiguero a través de videollamada e incluso se llevo una gran sorpresa gracias a Pablo Motos y Javier Cámara. El actor se convirtió este pasado miércoles 28 de octubre en invitado platino y pidió un deseo muy especial: “Como soy el invitado platino me gustaría pedir que le llegase un poco de caviar a Belén Cuesta”, aseguró el intérprete.

El Hormiguero
Telecinco

Dicho y hecho. Aunque en un primer momento el presentador se mostró reticente, finalmente terminó accediendo a que un taxi acudiese a su casa para llevarle un poco de esa magnífica comida. “Te prometo que te llegará a casa”, aseguraba el presentador de televisión. Y antes de que terminara el programa, Belén Cuesta volvía a aparecer mostrando el famoso caviar muy orgullosa. “Ya lo tengo conmigo, aunque no puedo abrirlo”, aseguraba entre risas y muy sorprendida de que le hubiera llegado tan rápido.

Artículo relacionado

Posteriormente, Belén Cuesta echaba mano de su cuenta de Instagram para dejar claro a todos que finalmente había conseguido abrir el recipiente y que ya estaba disfrutando de este magnifico manjar. Todo gracias a Pablo Motos y su compañero Javier Cámara, quien no dudó en acordarse de ella.