“Estamos los dos muy, muy, muy cansados con este tema, ya es obsesivo”. El tema al que se refiere Rodri en uno de sus últimos stories es el acoso con el que viven de manera diaria tanto él, pero especialmente Bea. La pareja, en uno de sus últimos vídeos desvelaron que la ganadora de GH 17 recibía mensajes en redes sociales en los que le decían dónde había estado, con quién, cómo vestía, a qué hora había regresado a casa o detalles muy íntimos de su pasado. Como es natural, ella estaba tremendamente asustada.

Artículo relacionado

“Llevamos recibiendo acoso por parte de la misma persona, porque sabemos q es la misma persona, durante meses. Hemos llegado al limite. No podemos más y vamos a denunciar a la policía”. Tras mucho pensarlo, y tal y como les recomendó su terapeuta, lo mejor que podían hacer llegado este punto, era denunciar. “Se abre cuentas nuevas de Instagra a diario, pero tenemos su dirección de IP y algunos de sus datos personales, aún así, la policía dice que necesitan un permiso de Instagram para poder averiguar dónde está, ¿alguno sabe algo de esto?”, preguntaba, desesperado, Rodri en su última denuncia pública.