Así narró Fayna Bethencourt en Lecturas su durísima historia con Carlos ‘El Yoyas’

Fayna Bethencourt se sinceraba para Lecturas y desgranaba su terrible experiencia con su expareja, Carlos ‘El Yoyas’ poco después de conocer la sentencia de condena. "La primera vez que me dio una paliza mi hijo de 3 años intentó defenderme", nos contaba con la valentía que siempre ha demostrado

JC
José Confuso

Director digital de Lecturas

Fayna Bethencourt
Garófano

Fayna Bethencourt (44 años) acababa de conocer que la justicia había condenado a su expareja, Carlos Navarro, apodado ‘el yoyas’, a cinco años y ocho meses de cárcel por maltrato habitual dentro del ámbito familiar. Tras haber vivido un infierno, se sinceraba para Lecturas en una entrevista dura y desgarradora. Un relato en primera persona que nos sigue encogiendo el corazón. “No estoy contenta, hay tristeza y mucho dolor”, nos contaba. “No me sale odiarlo. Sentí alivio”. Así hablaba Fayna entonces sin imaginar nunca que el destino haría que su ex se convirtiese, de nuevo y por desgracia, en noticia.

Artículo recomendado

Fayna Bethencourt relata el escalofriante infierno que vive por culpa de su ex, 'el Yoyas'

Fayna Bethencourt

Fayna se ha sentado con Risto Mejide para ahondar en su dolor y relatar más detalles del auténtico infierno que ha vivido, pero al mismo tiempo quiere mandar un mensaje de esperanza a las personas que puedan estar pasando por una situación similar a la suya: "Estoy aquí para que sepan que se puede salir y andando. Él me amenazaba muchísimas veces y me decía que iba a ir a mi isla, pero con las piernas por delante". Tal y como ha avanzado el propio Risto Mejide, conmovido con la historia de la joven, "ella quiere hablar y poner los puntos sobre las íes ahora que su exmarido, condenado por agresión, está fugado y, además, haya dado una entrevista defendiendo su inocencia".

Así relató Fayna a Lecturas su durísima historia

“Es mi mayor dolor, que mis hijos hayan sufrido”. Fayna Bethencourt abría su corazón para Lecturas en un momento de felicidad. Arropada por sus dos hijos y por la nueva pareja que había conocido, la ex gran hermana relataba su historia con fuerza y firmeza. Había logrado salir del infierno y se sentía preparada. “Recuerdo el día que verbalicé que me había maltratado. Hay mucho que he anulado. Por desgracia, hay cosas que me han recordado hasta mis hijos”, nos explicaba. “El amor por mis hijos fue lo que me hizo romper. No podía permitir que vivieran eso”.

La violencia comenzó desde el principio de su relación. “Un pisotón para que te calles, me apretaba la rodilla. Lo primero que me hizo –no recuerdo qué fue lo que le molestó– fue que me apretó tanto la mano que se me saltaron las lágrimas”, recordaba Fayna en las páginas de esta revista. “Luego, todo lo demás era maltrato psicológico. Yo no lo veía”. Navarro ejercía un control absoluto sobre ella, tal y como nos explicaba. “Ante las patadas o empujones me callaba, intentaba evitar el conflicto”. Vivía sometida a él. No le dejaba trabajar, no tenía amigos. “Vivía la vida de Carlos”, nos relataba amargamente.

Fayna Bethencourt

Durante muchos años Fayna, que es hija única, escondió lo que ocurría a sus padres, que hoy son su principal apoyo.

Garófano

El infierno de Fayna

“La primera vez que me dio una paliza delante de los niños fue muy duro, me cogió y pensé que no me iba a soltar”. Es día fue el que se rompió todo. Bethencourt aguanta cinco años más. “Me asusté muchísimo. Mi hijo pequeño de 3 años intentó salir en mi defensa echándole un batido de fresa por encima, lo recuerda. Eso me marcó mucho”. El amor de sus dos hijos fue lo que hizo que lograse avanzar. “Cuando él vio que empezaba a rebelarme, la violencia fue en aumento”. Ni siquiera podía ir a Canarias a pasar las Navidades. “Nos alcanzó en el aeropuerto de Barcelona, me agarró por la mochila, intervinieron los Mossos d’Esquadra. Conseguí subirme al avión”, relataba para Lecturas.

Entonces llegaron los audios. Los que ahora Fayna ha querido compartir para que todo el mundo viviese en primera persona el terror que sentía. “Me hacía llamadas obscenas y lo bloqueé. Entonces llamaba a mis hijos y las obscenidades que me podía decir a mí se las decía a la niña para que me las transmitiera”, contaba ya entonces a esta revista. “Esos audios se presentaron en el juzgado, denuncié. Seguía teniendo miedo y vergüenza. Me pidió perdón y retiré la denuncia”.

Fayna Bethencourt

El Yoyas nunca quiso firmar el divorcio. Hubo un juicio por lo civil y a Fayna le concedieron el divorcio y la custodia de sus hijos. “La primera vez que le presenté el papel de divorcio, serió en mi cara”, recuerda

Garófano

“Saqué a mis hijos de aquel infierno”

Para Fayna, la felicidad de sus hijos es el motor de su vida. “Mi mayor satisfacción es saber que saqué a mis hijos de aquel infierno”, nos explicó. “Van a un buen colegio, porque mis padres han estado ahí, les han dado su amor y apoyo económico. Él nunca se ha hecho cargo de sus hijos”. La ex gran hermana había rehecho ya su vida junto a Misael. De hecho, fue a raíz de su nueva relación cuando todo estalló y Fayna denunció. “Fue muy triste, era el cumpleaños de mi hijo”.

Los pequeños salieron muy tocados de todo lo vivido. “Tenían diez y siete años. Siempre habíamos estado muy aislados. Cuando volvieron a Canarias se abrieron”, nos explicaba. “Durante la relación se me prohibía ir a la playa. Recuerdo estar en verano meses encerrados, si él no venía no íbamos. Mi hija me lo pedía y le decía que no porque él no quería. Ahí te empiezas a plantear: “¿Qué le estoy enseñando a mi hija?”. Verles felices ha sido lo mejor que le ha podido pasar. Fayna era otra persona. Había sobrevivido.

Loading...