Cuatro meses sin mirarse a los ojos. Cuatro meses sin verse las caras. Cuatro meses de aquel mensaje de WhatsApp en el que Santiago Pedraz (64 años) supuestamente dejó, de la noche a la mañana, a la mujer con la que se iba a casar, Esther Doña (44 años). Y ahora, cuatro meses después, ha llegado el reencuentro. La modelo lo cuenta absolutamente todo sobre cómo ha sido esta primera vez en la que han cruzado miradas.

Artículo recomendado

Esther Doña confiesa lo que ha hecho con el anillo del juez Pedraz (y no es devolverlo)

Esther Doña

“Fue durante este puente”, desveló Esther Doña a Sonsoles Ónega. “Fui a un restaurante en una zona que yo frecuento mucho, y tras eso fuimos a tomar una copa”. Y entonces pasó. “Estábamos en la terraza Chloe (su perrita), unos amigos y yo. Y, de repente, dije ‘no puede ser’; estaban unos amigos suyos y él. No sentí ni frío ni calor”.

Era la primera vez que se encontraban. Él le había mandado un mensaje en el que le decía “que su relación era imposible”. Pero lo cierto, tal y como desveló Lecturas, es que la ruptura se produjo un día antes, en persona y tras una fiesta. La pareja discutió, tal y como nos contó en exclusiva uno de los testigos. Ella se enfureció y la pelea continuó en la habitación en la que ambos se hospedaban. Al parecer, tal y como nos narraron otros de los invitados, los gritos se alargaron hasta la madrugada. Tras este fuerte encontronazo, llegó el famoso mensaje; y, posteriormente, la explicación del juez, “Esther ha traspasado líneas rojas que no se pueden cruzar”.

Esther dña

Esther Doña, revela en 'Y ahora Sonsoles' cómo fue su cara a cara con su ex, Santiago Pedraz

ATRESMEDIA

“Pienso que ya tengo superada la situación. Aunque, al día siguiente, analizándolo todo, me dolió, porque después de habernos querido tanto, acabar así… sin poderte saludar… no lo entiendo. Quizás para él fue una sorpresa verme”, continuó Doña, tranquila, sin inmutarse. Sintiendo que su amor con Santiago lo tiene más que dejado atrás. No obstante, a pesar de haber aceptado su propuesta de matrimonio, después ha dicho que el hombre del que sigue enamorada, y lo estará de por vida, es el marqués de Griñón. Carlos Falcó falleció por covid en 2020 y, al año de su muerte, la andaluza empezó a salir con el juez, que era amigo del matrimonio. “Carlos dijo que cuando él muriese, le gustaría que estuviera con Santiago”, ha llegado a manifestar la propia Doña.

Esther Doña y Santiago Pedraz

"Me dolió que no me saludase", ha dicho Esther Doña, de su ex, el juez Pedraz, con quien llegó a estar comprometida

GTRES

¿Han estado evitándose Esther Doña y Santiago Pedraz?

Durante estos cuatro meses, la colaboradora de ‘Y ahora Sonsoles’ admite no haber ido a aquellos establecimientos en los que sabía que podía encontrar a su ex. “He evitado estar por los alrededores de los sitios donde sé que suele estar”, le dijo a la periodista en su última intervención televisiva. “Si él va a los sitios míos, a los que yo le enseñé, pues es posible que sigamos coincidiendo”.

Las nuevas vidas por separado de Esther Doña y el juez Pedraz

Mientras que el magistrado sigue fiel a su rutina laboral; en su tiempo libre, también mantiene sus antiguas costumbres. Acude a las fiestas que le invitan y, a alguna de estas, también está convocada la prensa. La más reciente tuvo lugar hace unas semanas, con motivo de los premios que otorga una revista femenina. Santiago acudió al evento, pasó por el photocall como una celebridad más y no quiso dar ningunas declaraciones.

Por su parte, Esther Doña ha vuelto a la televisión como colaboradora. Tras conceder su primera entrevista al programa de Sonsoles Ónega, fichó por el mismo, al que acude con una periodicidad semanal. En el magazin, interviene en la sección de corazón, donde opina sobre la actualidad rosa, de la que no pocas veces ella ha sido la protagonista. En su vida personal, tras la ruptura con Pedraz, empezó a salir con un importante ejecutivo naviero, pero a las pocas semanas rompieron. Actualmente, Doña vive entregada a su perrita y a sus amigos; a la espera de que llegue algún hombre que pueda hacerle sombra a su marqués.