La cantante está viviendo una de las mejores etapas de su vida. Aunque su tranquilidad ha sido alterada por el dichoso coronavirus y el consiguiente confinamiento, Malú mantiene una vida de lo más relajada en Madrid junto a su pareja y un inseparable compañero, su gato Chanelo.

Artículo relacionado

Ha sido él el protagonista de la última publicación que la artista ha querido compartir con todos sus seguidores para que empiecen la semana con una enorme sonrisa en estas insólitas circunstancias: "Otra foto de mi gato... así todos los días. Qué le gusta a este gato un rayo de sol #mequedoencasa", escribía junto a una imagen de la mascota cómodamente tumbada sobre una alfombra. La instantánea refleja esa tranquilidad que el felino le aporta a diario y es lo que ella necesita en estos momentos tal y como aclaró el día que anunció su embarazo.

Malú está llevando su embarazo con la mayor discreción y es que casi no existen imágenes de la intérprete de 'Aprendiz' presumiendo de incipiente barriguita. Hace unos días, la cantante hablaba abiertamente de su embarazo con sus fans que se preocupaban por cómo lo estaba llevando: "Desde el principio ha sido fácil, he tenido mucha suerte. Todo me sienta demasiado bien".

A dos meses de conocer a su primer hijo, la sobrina de Paco de Lucía ha tenido que alterar su rutina diaria a consecuencia del estado de alarma pero ahora procura cuidarse más si cabe para evitar cualquier tipo de contagio aunque se haya demostrado que el COVID-19 no influye en los fetos: "Estoy cada vez más gorda, con barrigón, hay días que me cuesta un poco más, te das cuenta de que respirar te cuesta, pero estoy encantada y está siendo muy fácil", afirmaba con la mayor naturalidad.