La guerra judicial entre la tenista Arantxa Sánchez Vicario y el que fue su marido, Josep Santacana, ha dado un nuevo giro que beneficia, por fin, a los intereses de la deportista. La Audiencia provincial de Barcelona ha dictaminado que la competencia para resolver sobre el divorcio de la expareja recae en el tribunal de Miami, como solicitaba y entendía Sánchez Vicario. Una decisión que la defensa de Santacana ha anunciado que piensa recurrir.

Artículo relacionado

Tal y como adelantaba 'Informalia' y ha confirmado 'Vanitatis', Arantxa Sánchez Vicario ha recibido una buena noticia en su complicado proceso de separación de Josep Santancana. La expareja se encontraba en una encrucijada, con su divorcio paralizado, hasta que la justicia dictaminara su el trámite debía realizarse en España, tal y como solicitaba la defensa de Santacana, o en Estados Unidos. En un primer momento, el Juzgado de Primera Instancia de Esplugas de Llobregat estimó que eran los tribunales españoles los que eran competentes para resolver sobre el divorcio.

Tras el recurso de Sánchez Vicario, la Audiencia Provincial de Barcelona ha dictaminado que será el tribunal de Miami quién se encargará de resolver sobre la compleja separación. Se escuchan así las pretensiones de la deportista, que considera que le será más beneficioso el criterio de la justicia norteamericana de cara a dictaminar las cuestiones económicas que atañen al matrimonio.

El divorcio de Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario, visto para sentencia

La justicia da la razón a Arantxa Sánchez Vicario en su guerra con Josep Santacana

Gtres

El divorcio de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana se tramitará en Miami. La Audiencia de Barcelona acaba de dar a conocer la sentencia por la que da la razón a la tenista y a sus abogados, Paola y Ramón Tamborero, que solicitaban la anulación del divorcio emitido en su día por el Juzgado de Esplugas de Llobregat, a petición del todavía marido de Sánchez Vicario.